martes, 20 de junio de 2017

El infierno se instaura en el Pirineo...

Desde el pasado 7 de junio, día en el que la dorsal africana comenzó a adueñarse de la situación en el suroeste europeo, el calor se ha instaurado con fuerza en todo el Pirineo occidental, con temperaturas muy por encima de los valores normales, más propios de plena canícula que de un mes de junio. Desde entonces la temperatura a 850 hpa ha estado constantemente por encima de los 14ºC, llegando en algunas jornadas hasta los 22/23ºC. Se trata por lo tanto de una situación que destaca especialmente por perdurar y alargarse en el tiempo más que por sus valores extremos.

Durante estas dos semanas de constante e intenso calor las temperaturas han oscilado entre los 12/27ºC a 1500 m y entre 8/23ºC a 2200 m. Destacar así mismo las altas temperaturas en niveles altos, con máximas que han llegado a los 14ºC en los Tresmiles. En los valles, a 1100/1200 m, se han superado en varias jornadas los 30ºC.

En los siguientes mapas, se observa claramente como la dorsal africana en altura se eleva justo encima de nuestras cabezas, La situación corresponde al pasado 18 de junio.

En el nivel de 700 hpa, con una +11 en la vertical del Pirineo occidental...


A 500 hpa...



Los próximos días seguirán las altas temperaturas, con un ligero refrescamiento a partir del viernes, el cual será más notorio en la vertiente norte, donde el viento de norte evitará que las máximas se disparen.

Hoy martes, se espera un día caluroso, con abundante nubosidad y algunos chubascos tormentosos, que a lo sumo podrán acumular 10 mm allí donde las tormentas descarguen con más fuerza. Valores oscilando entre los 13/25ºC a 1500 m y entre 10/21ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 4200 m.

Mañana miércoles se repetirá la jugada. El día comenzará con cielos prácticamente despejados, aumentando la nubosidad durante la mañana con algunos chubascos tormentosos durante la tarde, más probables dentro del Pirineo occidental cuanto más al este y sur nos desplacemos. Temperaturas idénticas a las del día anterior, con 12/25ºC a 1500 m y 11/22ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 4300 m.

El jueves las temperaturas ascenderán ligeramente, aunque durante la tarde se impondría un débil flujo de norte en la vertiente francesa y Pirineo navarro, provocando la formación de algunas nieblas y nubes bajas en los valles, sin llegar a la divisoria. De nuevo pueden formarse algunas tormentas, más probables al sur de la divisoria. Temperaturas oscilando entre 13/26ºC a 1500 m y entre 12/23ºC a 2200 m, superándose los 30ºC en los valles. Iso 0ºC a 4500 m.

El viernes se impondrá el flujo de norte, con un claro descenso de las temperaturas en la vertiente norte, el cual será ligero en la divisoria y en la vertiente sur. Durante la mañana las nubes bajas podrían dejar alguna llovizna débil en el Pirineo navarro y vertiente francesa. En la vertiente sur durante la tarde podrá caer algún chubasco de escasa importancia. Temperaturas oscilando entre 11/24ºC a 1500 m y entre 9/20ºC a 2200 m siendo más bajas cuanto más al norte y al oeste nos desplacemos. Iso 0ºC a 4300 m, aún muy elevada.

En este mapa se observa como el viernes el flujo de norte se impondrá en superficie en todo el Pirineo noroccidental, con un claro descenso de las temperaturas máximas:



Durante el fin de semana seguirán el ambiente caluroso, siendo el calor soportable en toda la vertiente norte gracias a un débil flujo de norte. A partir del domingo/lunes es probable que una masa de aire Atlántica cruce la península Ibérica provocando un importante descenso de las temperaturas y la formación de tormentas en amplias zonas, aunque esto, aún esta por confirmar.

A medio plazo algún modelo intuye una importante bajada de temperaturas hacía final de mes. Ojala se cumpla...ya que por ahora el verano ha empezado muy caluroso, algo muy negativo para los glaciares y heleros pirenaicos.


miércoles, 7 de junio de 2017

Llega el duro y tórrido verano...

Llega junio y con este el duro y largo verano, estación que no deja indiferente a nadie, adorado por muchos y odiado por todos aquellos que no soportamos el calor, y que esperamos con ansía a que llegue noviembre para soñar de nuevo con deslizarnos por laderas cubiertas de nieve polvo.

Hace una semana finalizo mayo, y para variar, el mes acabo con una clara anomalía positiva, destacando sin duda las elevadas temperaturas de su tramo final, con jornadas dignas de un mes de julio.

Como ejemplo, podemos visualizar en el siguiente mapa la temperatura a 850 hpa de este pasado 28 de mayo, con una +19ºC en la vertical del Pirineo occidental, dando como resultado máximas plenamente veraniegas, cercanas a los 25ºC a 1500 m.




Tras un invierno y primavera con temperaturas por encima de la media, las perspectivas para los glaciares pirenaicos no son nada halagüeñas. Salvo que el verano sea corto y muy fresco, la mayoría de los glaciares sufrirán de nuevo este verano.

Durante las próximas jornadas las altas presiones se adueñarán de la situación y abarcaran toda la península Ibérica y gran parte del centro-oeste europeo, en donde las temperaturas serán también significativamente elevadas.

Mañana jueves amanecerá con cielos prácticamente despejados, con tan sólo algunas nubes altas de escasa importancia. Durante la tarde se formará nubosidad de desarrollo vertical con algunas tormentas, que puntualmente podrían ser fuertes sin descartar que caiga algo de granizo. Se podrían acumular en alguna zonas hasta 20/25 mm. Las temperaturas serán altas, de pleno verano, oscilando entre los 8/23ºC a 1500 m y entre 4/18ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 3800 m.

El viernes será una jornada soleada, con tan sólo algunos intervalos nubosos en la vertiente norte, especialmente a primeras y últimas horas del día. Durante la tarde aparecerán algunas nubes de desarrollo vertical en la vertiente sur, pero sin esperarse precipitaciones. Temperaturas ligeramente más bajas, oscilando entre 7/21ºC a 1500 y entre 4/17ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 3700/3800 m.

El sábado será una jornada calurosa y soleada, con tan sólo algunas nubes de desarrollo vertical, que no dejarán precipitaciones. Las temperaturas oscilarán entre los 9/24ºC a 1500 m y entre 6/19ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 4500 m.

El domingo será una jornada muy calurosa, de plena canícula, con valores que podrán superar los 28ºC en los valles, y que oscilarán entre 10/26ºC a 1500 m y entre 7/20ºC a 2200 m. Durante la tarde podría caer algún chubasco disperso hacía el Valle de Tena y Ordesa. Al final del día el flujo de norte refrescará el ambiente en el Pirineo navarro y francés occidental, pudiendo entrar abundante nubosidad baja a dichas zonas. Iso 0ºC a 4700 mm, muy elevada.

Temperatura a 850 hpa para este próximo domingo, rozándose en las horas centrales del día los 18/20ºC.


En cuanto a nieve se refiere, los primeros neveros aparecen en el Pirineo occidental a partir de 1900/2000 m, siendo estos abundantes en caras norte por encima de los 2300 m, presentando aún cierta continuidad el manto en dichas orientaciones por encima de los 2500 m.

La semana que viene comenzará con flujo débil de norte y temperaturas altas pero soportables, pudiendo volver de nuevo el intenso calor a medio plazo.


jueves, 18 de mayo de 2017

Del verano al invierno en apenas 24 horas.¿Último fin de semana con nieve polvo en los Tresmiles?

Durante esta semana hemos sufrido el primer ascenso de la dorsal africana, síntoma de la inminente llegada del verano y la consecuente retirada del frente polar hacía latitudes más septentrionales. Por suerte, al menos para los que detestamos el calor, la dorsal ha sido barrida hoy jueves con la llegada de una vaguada Atlántica acompañada de un jugoso frente frío, que ha acumulado entre 20/30 mm, con una cota de nieve cercana a los 1500/1600 m durante la tarde. Por encima de los 2400 m se han acumulado entre 10/15 cm de nieve nueva, con algo más de 20 cm cerca de los Tresmiles del Pirineo Occidental.

En los siguientes mapas podemos apreciar claramente el brusco descenso de las temperaturas en apenas 24 horas.

Ayer miércoles, con una temperatura a 850 hpa de 15/16ºC en la vertical del Pirineo Occidental, las máximas rondaron los 20ºC a 1500 m:



En el día de hoy la vaguada Atlántica ha barrido el aire cálido rápidamente, con tan sólo 2ºC a 850 hpa a primera hora de la tarde, nevando en algunos momentos a tan sólo 1500 m:



El fin de semana, especialmente el sábado, puede ser la última oportunidad para que los amantes del esquí de travesía puedan disfrutar de algunos centímetros de nieve polvo. Durante el día de mañana y durante la mañana del sábado se podrá disfrutar de nieve polvo en la cara norte del Macizo del Aneto-Maladetas desde los 2500/2700 m.

Mañana viernes se espera una jornada de abundante nubosidad en la vertiente norte y en la divisoria con algunas precipitaciones débiles, con una cota de nieve que rondará los 1500/1800 m. En la vertiente sur tan sólo habrá intervalos nubosos, sin descartar alguna gota/copo de nieve aislado. Ambiente frío para la época del año, oscilando las temperaturas entre los 0/8ºC a 1500 m y entre -4/3ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 2000 m.

El sábado será una jornada soleada, con tan sólo algunas nubes bajas al amanecer en la vertiente norte y algunas nubes/medias altas en ambas vertientes durante la tarde. Temperaturas máximas en claro ascenso, con una madrugada fría con heladas débiles generalizadas que podrían alcanzar incluso los valles. Temperaturas oscilando entre los -1/14ºC a 1500 m y entre -3/9ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 2000 m al amanecer ascendiendo durante la tarde hasta los 3000 m.

El domingo lucirá el sol de principio a fin, con algunas nubes de desarrollo vertical durante la tarde.Inversión térmica durante las horas nocturnas, siendo el amanecer más frío en los valles que en alta montaña. Las temperaturas serán totalmente veraniegas, oscilando entre los 5/20ºC a 1500 m y entre 3/14ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 3600 m. El débil rehielo nocturno obligará a madrugar a todo aquel que quiera disfrutar del esquí de travesía.

En cuanto a la innivación concierne, una primavera cálida con precipitaciones poco importantes durante el mes de marzo y abril va provocar que la temporada de esquí de travesía vaya finalizar algo antes de lo habitual. A día de hoy es necesario realizar largos porteos en el Pirineo Occidental para disfrutar del esquí. Los primeros restos de nieve aparecen alrededor de los 1700/1800 m, presentando el manto cierta continuidad desde los 2000/2100 m en orientaciones norte, en donde aún se pueden encontrar espesores cercanos a los 15/60 cm a 2200 m, superándose el metro de nieve por encima de los 2500 m.

La predicción para la semana que viene presenta aún una incertidumbre elevada, siendo probable que el comienzo sea soleado con flujo de norte, con temperaturas cálidas pero no demasiado elevadas.

miércoles, 10 de mayo de 2017

Lluvias en la vertiente sur con ambiente templado

El manto de nieve sigue menguando a cada jornada que pasa, algo lógico para la época del año. En  pocos días nos plantaremos a mitad de mayo, a tan sólo un par de semanas para que comience el verano climatológico (que no el astronómico). Un mes de febrero y marzo templados junto a mes de abril cálido y seco están provocando que la innivación sea deficitaria en todo el Pirineo, siendo necesario realizar largos porteos para poder calzar esquís.

Durante esta semana, una borrasca situada al oeste de Galicia esta impulsando flujo de suroeste húmedo y templado al Pirineo occidental, dándose algunas precipitaciones, con una cota de nieve que está rondando los 2300/2500 m en la vertiente sur, siendo algo más elevada en el lado francés debido al efecto foehn.

Mañana jueves se espera un día de cielos nubosos, con chubascos frecuentes, especialmente en la vertiente sur, acompañados puntualmente de fenómenos tormentosos. Se espera un acumulado cercano a los 15/20 mm, pudiendo superarse los 30 mm en el Macizo de Monte Perdido, el rey de los suroestes. Cota de nieve oscilando entre los 2200/2500 m, con 10/15 cm de nieve fresca en cotas altas. Temperaturas oscilando entre 4/11ºC a 1500 m y entre 0/6ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 2500/2700 m.

Flujo de suroeste para mañana jueves, que será la jornada más lluviosa de este episodio



El viernes será una jornada de nuevo de cielos nubosos, especialmente en la vertiente sur, con algunos chubascos, que serán mas frecuentes e intensos durante la tarde. Se acumularán entre 5/15 mm con una cota de nieve cercana a los 2200/2500 m. Temperaturas similares a las del jueves, valores entre 3/12ºC a 1500 m y entre 1/7ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 2600 m.

El sábado se iniciará con algunos intervalos nubosos, aumentando la nubosidad durante la tarde con algunos chubascos, que a lo sumo serán moderados acumulando en el mejor de los casos 8/10 mm. Cota de nieve oscilando entre 2200/2400 m. Temperaturas entre 2/12ºC a 1500 m y entre 0/7ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 2600 m.

El domingo las altas presiones se adentrarán hacía la península, siendo una jornada variable, con largos ratos de sol y algún chubasco residual durante la tarde. Temperaturas en ascenso, especialmente las máximas, oscilando entre 3/15ºC a 1500 m y entre 1/9ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 2800 m

La semana que viene es muy probable que ascienda cerca de nosotros la dorsal africana, con ambiente seco y temperaturas elevadas, con jornadas prácticamente veraniegas, que obligarán a madrugar a todo aquel que quiera disfrutar del esquí de alta montaña.

En lo que respecta a la innivación en el Pirineo occidental, se pueden encontrar algunos neveros a partir de 1700 m, presentando el manto cierta continuidad en orientaciones norte desde los 1900/2000 m, con 30/70 cm de nieve a 2200 m, superándose el metro de nieve por encima de 2500 m. En orientaciones sur es necesario subir hasta los 2300/2400 m para encontrar cierta continuidad en el manto.

lunes, 24 de abril de 2017

Regresa el invierno por unos días

Un mes de abril cálido, seco, y con una elevada insolación, está provocando que el manto de nieve mengüe de forma rápida en orientaciones sur, siendo también importante el descenso del espesor en cara norte-zonas llanas. Esta vez no se va cumplir el tan manido refrán "en abril aguas mil". En muchas zonas del Pirineo no cae una sola gota/copo de nieve desde la situación de noroeste de los primeros días de abril. Una larga travesía por el desierto que no va ser solucionada a corto plazo, pese a que se esperan algunas precipitaciones durante los próximos días.

No se observa a corto plazo un claro cambio de patrón meteorológico que vaya a implicar la llegada de precipitaciones abundantes al Pirineo occidental. Lo que si que se espera, ya desde mañana, es un brusco descenso de las temperaturas, regresando, por varios días, al invierno.

Mañana martes será una jornada de cambios importantes, especialmente en cuanto a temperaturas se refiere, después de haber vivido tenido durante el día de hoy temperaturas dignas de la época estival. Se esperan cielos nubosos desde el amanecer, con algunos chubascos débiles durante la primera mitad del día, siendo estos más frecuentes e intensos durante la tarde, cuando se esperan algunas tormentas. Las máximas se darán a media mañana y las mínimas al final del día. Temperaturas oscilando entre los 0/9ºC a 1500 m y entre -3/5ºC a 2200 m. Cota de nieve cercana a los 2600 m durante la mañana bajando bruscamente al final del día hasta los 1400 m. Se espera un acumulado cercano a los 10/15 mm, con 10 cm de nieve nueva por encima de 2400 m. Iso 0ºC a 2900 m durante la madrugada bajando al final del día hasta los 1600 m.

Del verano al invierno en menos de 24 horas...



El miércoles será una jornada invernal, con cielos nubosos durante la mayor parte del día, con precipitaciones débiles, que apenas acumularán 4/6 mm, con apenas 5 cm de nieve nueva. Cota de nieve en los 900 m. Heladas generalizadas, tanto en valles como en alta montaña, las temperaturas oscilarán entre los -4/2ºC a 1500 m y entre -8/-1ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 1200 m, de puro invierno.

Temperatura a 850 hpa para este próximo miércoles. Jornada diga del invierno



El jueves será de nuevo una jornada fría, con nevadas débiles en toda la vertiente norte y zonas próximas a la divisoria desde tan sólo 1100 m, acumulando cerca de 4/5 cm de nieve reciente. En el Pirineo navarro la nevada podría ser moderada y persistente, acumulando hasta 10 cm de nieve nueva. Temperaturas oscilando entre los -5/3ºC a 1500 m y entre -9/-1 a 2200 m. Iso 0ºC a 1400 m.

El viernes las temperaturas se recuperarán, con cielos prácticamente despejados con un amanecer frío, con heladas débiles generalizadas. Las temperaturas oscilarán entre los -3/8ºC a 1500 m y entre -7/4ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 2100 m

En cuanto a la innivación en el Pirineo occidental, esta es claramente deficitaria para la época del año, especialmente en cara sur donde la fuerte insolación de abril y las cálidas temperaturas han provocado un descenso del espesor a un ritmo propio de un mes de mayo. Aún se pueden encontrar algunos restos de nieve a 1400/1500 m de altitud, presentando el manto continuidad en caras norteñas y zonas llanas desde 1800 m, con 40/80 cm de nieve a 2000 m, superándose el metro de nieve por encima de los 2200 m. En caras sur la situación es notablemente peor, debiendo ascender hasta los 2200/2300 m para encontrar cierta continuidad en el manto.


jueves, 13 de abril de 2017

Y sigue el calor...posible enfriamiento la semana que viene...

Las altas temperaturas de las últimos días han provocado una importante reducción del espesor tanto en caras sur como en nortes, ya que los rehielos nocturnos desde el pasado sábado 8 de abril son débiles y las temperaturas máximas están superando los 15ºC a 1500 m. Valores por lo tanto más propios de mediados/finales de mayo que de una primera quincena de abril.

Durante estos próximos días festivos el ambiente seguirá cálido con débiles rehielos nocturnos, con la excepción del sábado, jornada en la cual entrará viento de componente norte provocando un importante, aunque efímero, descenso de las temperaturas.

Hoy estamos teniendo una jornada totalmente soleada en el Pirineo occidental, con unas temperaturas mínimas que han rondando los 2/5ºC a 1500 m. Las máximas llegarán esta tarde hasta los 14/17ºC. El calor provocará que se desarrollen algunas nubes convectivas aunque sin esperarse precipitaciones. Iso 0ºC a 3100 m.

Mañana viernes el día será muy similar, con cielos prácticamente despejados durante la primera mitad del día, con nubosidad de desarrollo vertical durante la tarde, sin descartar algún chubasco tormentoso en la zona de Ordesa-Monte Perdido o el Valle de Tena, no esperándose en el Pirineo navarro ni tampoco en el aragonés occidental. Temperaturas oscilando entre 4/16ºC a 1500 m y entre 2/11ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 2800 m.

El sábado se impondrá el flujo de norte, con un claro descenso de las temperaturas, con intervalos nubosos en toda la vertiente norte y zonas próximas a la divisoria, sin descartar alguna precipitación débil en el Pirineo navarro y francés occidental, de nieve a 1800/2000 m. Temperaturas normales para la época del año, oscilando entre los 2/12ºC a 1500 m y entre 0/8ºC a 2200 m. Nieve de mejor calidad que en jornadas anteriores, transformando más tarde y sin volverse tan pesada. Iso 0ºC a 2600 m.

Situación sinóptica para este próximo sábado. Vuelve el flujo de norte...y por un día las temperaturas serán normales para la época del año.



El domingo se espera una jornada de nuevo de cielos despejados, con nubosidad de desarrollo vertical durante la tarde, sin descartar algún chubasco de escasa importancia, más probable cuanto más al este y al sur nos desplacemos. Las temperaturas ascenderán, y oscilarán entre los 2/14ºC a 1500 m y entre 0/10ºC a 2200 m. Aceptable rehielo nocturno con nieve dura a primera hora de la mañana. Iso 0ºC a 3200 m.

El lunes volverá a imponerse el flujo de norte, con un ligero descenso de las temperaturas, más notorio en la vertiente norte donde habrá intervalos nubosos. En la vertiente sur el cielo estará prácticamente despejado durante la primera mitad del día, con nubes convectivas durante la tarde, sin descartar algún chubasco de escasa importancia (cota de nieve 2500 m). Temperaturas oscilando entre 2/13ºC a 1500 m y entre 0/8ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 2900 m.

A partir del martes la incertidumbre es elevada, algunos modelos apuestan por la llegada de una masa de aire frío continental, con un importante descenso de las temperaturas.

En cuanto a la innivación en el Pirineo occidental, al igual que ocurre en el resto del Pirineo, esta se sitúa ligeramente por debajo de la media, con la excepción del Pirineo navarro, donde los espesores son normales para la época del año. Podemos encontrar algunos restos de nieve a partir de 1400/1500 m, presentando cierta continuidad el manto a partir de 1700 m en orientaciones norte y a partir de 1900 m en orientaciones sur. A 1800 m, en cara norte y planicies podemos encontrar entre 30/70 cm de nieve, llegando hasta los 100/130 cm a 2200 m, llegando aún hasta los 2 m por encima de 2500 m. En el macizo de Larra (Pirineo navarro), la situación es mejor, con nieve continua desde 1500 m en orientaciones norte, con espesores oscilando entre los 80/160 cm entre los 1600/2200 m.


miércoles, 5 de abril de 2017

Fin de semana estable y cálido

Después de dos fines de semana consecutivos con inestabilidad y precipitaciones, se aproxima un fin de semana totalmente anticiclónico, con temperaturas que serán realmente cálidas, propias de finales de mayo. Antes de pasar a detallar la predicción para los próximos días, haré un  breve resumen de las últimas nevadas importantes acontecidas en el Pirineo occidental.

La situación retrógrada del 24-26 de marzo dejo una nevada moderada en todo el Pirineo occidental, siendo más intensa cuanto más al este y al sur nos desplazábamos, acumulándose 20-30 cm de nieve nueva a 1800 m de altitud. Las precipitaciones fueron más importantes en la zona del Prepirineo, llegando incluso a nevar durante el día 25 a tan sólo 400 m en el interior de Huesca. El premio gordo, dentro del Pirineo, se lo llevo esta vez la parte sur de la zona central-oriental.

Este pasado fin de semana, una potente situación de noroeste dejo una nevada realmente copiosa en todo el Pirineo occidental, acumulándose 30/50 cm de nieve nueva, llegando hasta 70 cm de nieve reciente en la parte más elevada del Macizo de Larra (Pirineo navarro).

Situación sinóptica de este pasado sábado 1 de abril. La nevada de noroeste supero las expectativas, con una nevada realmente copiosa del Valle de Tena hacía el oeste.




Las altas temperaturas previstas a partir del viernes restringirán la nieve polvo a las caras norteñas más elevadas. 

Mañana jueves será una jornada todavía fresca, fría en alta montaña, con cielos prácticamente despejados de principio a fin en la vertiente sur, y con intervalos nubosos en la divisoria y en la vertiente norte durante la mañana. Buena jornada para encontrar aún nieve polvo por encima de los 2200 m en caras nortes. Temperaturas oscilando entre los 0/7ºC a 1500 m y entre -2/3ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 1700 m durante la madrugada subiendo al final del día hasta los 2800 m.

El viernes las altas presiones de adentrarán hacía Europa, dando fin al flujo de norte, fijándose el viento en superficie de sur, con un importante ascenso de las temperaturas, especialmente en la vertiente norte. Se espera un rehielo nocturno aceptable, ya que durante la madrugada el viento estará en calma y los cielos estarán despejados. Valores oscilando entre 2/14ºC a 1500 m y entre 0/10ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 3100 m (adiós a la nieve polvo...).

Situación sinóptica de este próximo viernes. Acabará el flujo de norte y regresará el tan temido viento de sur para los amantes del frío...



El sábado se espera una jornada soleada y estable, con tan sólo algunas medias y altas decorativas. El ambiente será cálido, propio de finales de mayo, aunque las condiciones serán favorables para que se produzca un eficiente rehielo nocturno, transformando rápidamente la nieve en caras sur durante la mañana. Valores oscilando entre 4/16ºC a 1500 m y entre 1/11ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 3100 m.

 El domingo la situación será calcada a la del sábado, con cielos de nuevo prácticamente despejados, con un ligero ascenso de las temperaturas. El rehielo nocturno será pobre y la nieve transformará pronto con los primeros rayos de sol, con nieve muy pesada durante la tarde en caras sur, peligrosa para el esquí (ojo las rodillas...). Las temperaturas oscilarán entre los 4/17ºC a 1500 m y entre 0/12ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 2900 m.

En cuanto la innivación, esta se sitúa a día de hoy ligeramente por debajo de la media, tanto en cotas bajas como en cotas medias/altas. Los primeros restos de nieve aparecen a partir de 1300 m, presentando el manto cierta continuidad desde los 1600/1800 m según la orientación, con 40/90 cm de nieve a 1800 m, y entre 120/160 cm a 2200 m de altitud, superándose los 2 m de nieve a partir de 2400 m.

Para saber que tiempo nos deparará la semana santa habrá que esperar. Los plazos aún son lejanos para realizar una predicción minimamente fiable, aunque uno siempre puede consultar con su tarotista...


miércoles, 22 de marzo de 2017

Tiempo revuelto e invernal...buena nevada para el viernes-sábado...

Entramos en la recta final del mes de marzo con un cambio importante en el patrón meteorológico que nos ha acompañado durante los últimos días, gracias al descuelgue desde latitudes septentrionales de una borrasca con bastante aire frío en altura (hasta -35ºC a 500 hpa). Dicha borrasca se ha situado en la jornada de hoy frente a las costas del Cantábrico más occidental. Este aire frío en altura va generar inestabilidad para los próximos días, con varias nevadas. No serán especialmente intensas (salvo viernes-sábado), ya que la borrasca no se va situar en la zona más favorable para el conjunto del Pirineo. Si esta hubiera viajado hacía el este, generando con ello vientos de noroeste, la nevada hubiera sido realmente copiosa en todo el Pirineo occidental, y además en ambas vertientes con tanto aire frío en altura, pero esta vez el premio gordo se lo llevará la zona de Galicia y la parte más occidental de la Cordillera Cantábrica.

A estas horas nieva copiosamente en todo el Pirineo occidental, especialmente en su vertiente sur, con una cota de nieve que ronda los 900 m. La nevada proseguirá durante la madrugada, cesando antes del amanecer, habiendo acumulado 5/10 cm a 1500 m y entre 10/15 cm por encima de 2000 m. El resto del jueves será soleado con algunas nubes, siendo estas más densas a primera hora de la tarde con algunos chubascos en forma de nieve desde los 900/1000 m. Temperaturas oscilando entre los -3/3ºC a 1500 y entre -7/-2ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 1200 m.


El viernes amanecerá prácticamente despejado, con heladas que afectarán tanto a los valles como a la alta montaña. Durante la tarde aumentará la nubosidad desde el sur, con la llegada de nevadas moderadas desde los 1200 m, aunque no se descarta que en la vertiente sur pueda nevar a tan sólo 900 m, ya que habrá aire frío acumulado que aún no habrá sido desalojado en las zonas de relieve complicado. Se acumularán 6/10 cm de nieve a 1500 m y cerca de 15 cm a partir de 2000 m. Temperaturas oscilando entre los -4/2ºC a 1500 m y -8/-2ºC a 2200 m. Iso 0ºC oscilando entre 1200/1500 m.

El viernes por la tarde se iniciará una situación retrógrada, difícil de modelizar, y que puede dejar una copiosa nevada en la vertiente sur entre viernes y sábado. El flujo de sureste en altura garantizará un buen aporte húmedo.



El sábado se esperan precipitaciones abundantes, más intensas cuanto más al este y al sur nos desplacemos. Resulta complejo predecir a menos de 48 horas las cantidades que se registrarán, ya que se trata de una situación retrógrada, las cuales suelen dar verdaderos quebraderos de cabeza a los modelos. En principio, se espera un acumulado cercano a los 20/30 mm, con una cota de nieve cercana a los 1200/1300 m, acumulándose algo más de 15 cm de nieve reciente a 1500 m y 30 cm por encima de los 2000 m. Día de escasa oscilación térmica, temperaturas entre -2/2ºC a 1500 m y entre -5/-1ºC a 2200 m. Iso 0ºC entre 1400/1600 m.

Se espera una copiosa nevada este sábado por la mañana...



La predicción para este próximo domingo aún carece de fiabilidad. A día de hoy los modelos apuntan a que sería una jornada de abundante nubosidad con algunos ratos de sol, con la posibilidad de algunas nevadas débiles desde 1300/1500 m, que acumularían a lo sumo 3/4 cm de nieve nueva, con temperaturas más bien frías, pudiendo encontrar nieve polvo desde los 1700/1800 m.

   

jueves, 9 de marzo de 2017

Verano en pleno marzo...aunque el domingo regresa el invierno...

Las últimas precipitaciones del Pirineo occidental, registradas entre el pasado viernes y el miércoles, dejaron un acumulado cercano a los 50/70 cm de nieve reciente por encima de los 2400 m, y de 30/40 cm a 2000 m de altitud. Por debajo de los 1800 m, la alternancia de lluvia y nieve no ha permitido apenas acumular nieve nueva. Esta nieve reciente se ha ido compactando en los últimos días debido a intensos procesos de fusión-rehielo y a las altas temperaturas, que en el día de hoy han alcanzado valores muy elevados, más propios de principios de junio que de pleno mes de marzo. Se han alcanzando los 17ºC a 1500 m y los 12ºC a 2200 m, con un claro descenso de los espesores en caras sur.

En la situación sinóptica del día de hoy se aprecia claramente como la dorsal subtropical domina la situación en toda la península Ibérica, con valores prácticamente veraniegos:



Mañana se repite la situación, con un ligero ascenso de las temperaturas y cielos despejados. Las mínimas serán positivas, a excepción de aquellos valles y vaguadas propensos a sufrir inversiones térmicas, en donde podría helar débilmente. Pese a ello, la baja humedad relativa y la ausencia de viento facilitará que el manto nivoso experimente un rehielo nocturno aceptable, aunque la nieve transformará rápidamente en las caras sur, pudiendo producirse aludes de nieve húmeda de cierto tamaño en zonas de fuerte inclinación. Las temperaturas oscilarán entre los 5/18ºC a 1500 m y entre 3/13ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 3600 m, muy elevada para la época del año.

Calor de junio en pleno marzo...temperatura a 850 hpa prevista para mañana. Una aberrante +15ºC a 850 hpa rozará el Pirineo...



El sábado entrará flujo de norte, con un claro descenso de las temperaturas, aunque el ambiente será aún suave y primaveral. El día será soleado, aunque habrá algunos intervalos de nubes medias y altas, más abundantes durante la tarde. Temperaturas oscilando entre los 4/14ºC a 1500 m y entre -1/8ºC a 2200 m. Las mínimas se registrarán al final del día, al llegar una masa de aire más fresca desde el Atlántico. Iso 0ºC a 3400 m al comienzo del día, bajando al final hasta los 2500 m.

El domingo se espera una jornada con cielos nubosos y la llegada de un frente durante la tarde, que hará descender las temperaturas de forma brusca, regresando de nuevo al invierno. La cota de nieve rondará los 1800 m justo antes de la llegada del frente, bajando rápidamente al final del día hasta los 1000 m. Se acumularán del orden de 6/10 mm, con 6/8 cm de nieve nueva a 1800 m y apenas 3/5 cm a 1500 m. Temperaturas entre -2/4ºC a 1500 m y entre -6/1ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 2500 m durante la madrugada bajando durante la tarde hasta los 1300 m.

Temperatura a 850 hpa prevista para este próximo domingo durante la tarde. Prácticamente 15ºC de diferencia entre el viernes y domingo. Del verano al invierno en apenas 48 horas...



En cuanto a la innivación, los primeros restos de nieve aparecen desde los 1300/1400 m, presentando el manto continuidad a partir de 1500/1700 m según la orientación, con espesores cercanos a los 60/100 cm a 1800 m, entre 150/180 cm a 2200 m, superándose los 2 m a partir de 2400 m.

La predicción aún es incierta para la semana que viene, aunque la mayoría de modelos apuestan por el afianzamiento de los vientos de componente norte, con temperaturas frías, heladas nocturnas y posiblemente algunas nevadas que afectarán especialmente a la vertiente norte y zonas próximas a la divisoria.


jueves, 2 de marzo de 2017

Guapa nevada de suroeste para viernes-sábado

La última nevada de cierto interés en el Pirineo occidental se produjo el pasado 13-14 de febrero. Desde entonces el tiempo ha sido prácticamente primaveral, con temperaturas propias de marzo y un manto de nieve que ha ido menguando progresivamente en caras sur, con un descenso del espesor más ligero en caras norte-zonas llanas, ya que el sol, pese a ser ya bastante alto, aún no tiene la suficiente verticalidad para llegar a las caras norte.

Este periodo de tiempo suave y anticiclónico llega mañana a su fin, con la llegada de un potente frente de suroeste, que nos dejará abundantes precipitaciones en toda la vertiente sur del Pirineo, siendo estas más modestas en la vertiente francesa, aunque a esta vertiente también llegarán las nevadas. Aún esta por ver si este cambio de tiempo puede implicar a medio plazo un cambio de tendencia en el patrón meteorológico de las últimas semanas, ya que es posible que de nuevo la dorsal anticiclónica vuelva a abrazarnos durante la semana que viene (tanto amor anticiclónico empieza a ser empalagoso...).


Mañana viernes se espera que el amanecer sea muy suave, con vientos moderados de componente sur y algunas nubes medias/altas, con un rehielo nocturno muy débil y restringido a las cotas más altas. Mal día para esquiar, la nieve estará muy pesada. El frente llegará a primera hora de la tarde, con una cota de nieve que rondará los 2000/2200 m bajando bruscamente al final de la tarde a los 1000 m. El frente llegará con aire frío en altura, por lo que no se descarta que se produzca puntualmente alguna tormenta. El acumulado alcanzará antes de finalizar el día los 25/35 mm, que supondrán 10/15 cm de nieve a 1500 m y 20/30 cm a partir de 2000 m. Las máximas se alcanzarán a primera hora de la mañana y las mínimas al final del día, oscilando entre -3/7ºC a 1500 m y de -6/3ºC a 2000 m. Iso 0ºC a 2800 m durante la madrugada bajando al final hasta los 1300 m.

Tocaba ya un frente interesante...situación sinóptica prevista para mañana



Durante la madrugada del sábado seguirán las nevadas, copiosas en la vertiente sur, y algo más modestas en la vertiente norte, acumulándose otros 10/15 cm de nieve, con una cota de nieve que rondará los 800/1000 m. Durante la mañana cesarán las precipitaciones, abriéndose algunos claros, regresando las nevadas durante la tarde, cayendo unos 4/6 cm de nieve. Ambiente invernal, con nieve polvo, con valores oscilando entre los -4/1ºC a 1500 m y entre -8/-3ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 1200 m.

El domingo suben las temperaturas, volviéndose la nieve más pesada en cotas bajas, manteniéndose la nieve polvo al menos desde los 1800 m. Los cielos estarán muy nubosos durante todo el día con precipitaciones débiles/moderadas durante la mañana y primera parte de la tarde, con una cota de nieve que rondará los 1500/1700 m, acumulándose entre 8/12 cm de nieve a partir de 1800 m. Temperaturas entre -4/3ºC a 1500 m y de -7/-1ºC a 2200 m. Iso 0ºC rondando los 1600/1900 m en las horas centrales del día.

El domingo llega otro frente desde el oeste (subirán las temperaturas):



Para el lunes la previsión es aún incierta. Durante esta jornada es probable que haya flujo de noroeste muy húmedo que podría dejar precipitaciones abundantes en todo el sector occidental, especialmente al norte de la divisoria. Las cantidades y la cota de nieve a día de hoy son muy complicadas de determinar, ya que un pequeño movimiento de tan sólo 200-300 km en los centros de acción pueden provocar grandes variaciones tanto en la cantidad como en la cota de nieve. Si el mapa previsto a día de hoy para el lunes cambia ligeramente, moviéndose ligeramente las piezas hacía el oeste, podría provocar que el Jet Stream se estampara contra los Pirineos, asegurando copiosas nevadas.

Hemos entrado en la primavera, y al igual que el otoño, al ser una época de transición, los modelos suelen tener complicado modelizar la situación atmosférica a medio plazo (e incluso a veces a menos de 72 horas...).

Resumiendo, desde mañana viernes hasta el domingo, se van acumular unos 20/25 cm de nieve a 1500 m y del orden de 40/70 cm a partir de 2200 m

lunes, 27 de febrero de 2017

Finaliza un templado febrero con la llegada de un frente

Finaliza el mes de febrero, con una segunda quincena del mes que ha sido seca y muy templada, con temperaturas diurnas más propias de la primavera que del invierno. La temperatura media a 850 hpa va superar los 3ºC, un valor más propio de marzo. Después de 2 largas semanas sin precipitaciones, mañana por fin se espera la llegada de un frente Atlántico desde el oeste, gracias al descenso del Jet stream hasta nuestras latitudes. Con el paso del frente las temperaturas descenderán, con heladas generalizadas durante la madrugada del martes al miércoles, con un nuevo ascenso de las temperaturas, volviendo de nuevo a valores primaverales.

Mañana martes se esperan cielos muy nubosos desde el amanecer, con precipitaciones entre débiles/moderadas, más intensas cuanto más al oeste nos desplacemos, cesando al final del día. Cota de nieve cercana a los 1400 m durante la primera mitad del día bajando al final hasta los 900 m. Se espera un acumulado de 5/10 cm de nieve a 1500 m y entre 10/15 cm por encima de los 2000 m. Regresan por un día las temperaturas invernales, oscilando entre los -2/4ºC a 1500 m y entre los -6/0ºC a 2200 m, dándose las mínimas al final del día. Iso 0ºC a 1600 m bajando al día del día hasta los 1200 m.

Mañana regresan las nevadas gracias al descenso de la circulación zonal...




El regreso del invierno será efímero, ya que el miércoles volverán a subir las temperaturas. El amanecer será frío con heladas débiles generalizadas. Se espera alternancia de nubes y claros, sin descartar que pueda precipitar de forma débil y dispersa, con una cota de nieve elevada, cercana a los 1800/2000 m. Valores oscilando entre los -2/8ºC a 1500 m y entre -6/3ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 2200 m.

El jueves será una jornada de transición, totalmente primaveral, antes de la llegada de un potente frente de suroeste el viernes. Se esperan cielos despejados con algunas nubes medias/altas de escasa importancia. Los valores oscilarán entre los 0/10ºC a 1500 m y entre -3/5ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 2400/2500 m.

El viernes, aún por confirmar, llegaría un buen frente de suroeste con aire frío en altura, dejando precipitaciones abundantes en todo el Pirineo occidental, especialmente en su vertiente sur. Cota de nieve de 2400 m durante la madrugada bajando durante la tarde bruscamente hasta 900/1000 m. Los acumulados alcanzarían los 15/30 mm, que supondrían 10/15 cm de nieve a 1500 m y más de 25 cm a partir de 2000 m. Durante esta jornada las máximas se darán de madrugada y las mínimas antes de acabar el día, oscilando entre -3/7ºC a 1500 m y de -6/3ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 2700 m desplomándose con el paso del frente hasta los 1200 m.

Tiene buena pinta el frente del viernes...


La predicción para el fin de semana es muy incierta, aunque la mayoría de modelos apuntan a que la puerta del Atlántico seguirá abierta con la llegada de nuevas precipitaciones, con temperaturas invernales.

En cuanto a la innivación, las altas temperaturas de las últimas jornadas han reducido claramente los espesores, especialmente en caras sur, siendo el descenso más ligero en caras norte y zonas llanas. Los primeros restos de nieve aparecen desde los 1200 m, presentando el manto continuidad desde los 1400/1600 m según la orientación. A 1600 m se pueden encontrar espesores cercanos a los 40/90 cm , con 150/180 cm a 2200 m, superándose los 2 m de nieve a partir de 2400 m.  


sábado, 18 de febrero de 2017

Tiempo estable con máximas primaverales

Después de una primera quincena de febrero entretenida, con nevadas llegando tanto de norte como de sur (incluso con nevadas saharianas, como la del pasado 12 de febrero...) el tiempo se presenta totalmente anticiclónico para estos próximos días, con aceptables rehielos nocturnos y máximas primaverales, típicas de mediados de marzo, con nieve dura/primavera (la nieve polvo queda ya restringida a caras norte por encima de 2300 m).

Las últimas precipitaciones llegaron tras el descenso de una borrasca al oeste de Portugal, la cual trajo vientos fuertes del sur y un ascenso importante de las temperaturas, llegando a subir la cota de nieve hasta los 2200 m. Estas precipitaciones llegaron acompañadas de barro.

Situación sinóptica de este pasado 12 de febrero. El fuerte viento de sur obligo a cerrar a la mayoría de estaciones de esquí del Pirineo occidental. Las precipitaciones, acompañadas de barro, dejaron la nieve sucia, marrón:



Durante la tarde del martes 14 de febrero y durante la madrugada del miércoles la cota de nieve bajo hasta los 1300 m, dejando 5/10 cm de nieve nueva a 1800 m, siendo las ultimas precipitaciones hasta ahora.

Desde entonces las altas presiones se han situado en el centro de Europa, con tiempo estable y suave en toda la fachada occidental del viejo continente, con vientos flojos de componente sur, trayendo un tiempo prácticamente pre-primaveral a la península Ibérica.

Situación sinóptica de este pasado 15 de febrero. Temperaturas diurnas primaverales con cerca de +5ºC a 850 hpa.



Hoy sábado los cielos están prácticamente despejado en ambas vertientes del Pirineo occidental. Durante la madrugada las mínimas han bajado hasta los 0ºC a 1500 m y hasta los -4ºC en los valles propicios a sufrir inversiones térmicas. Las máximas han alcanzando los 6/8ºC a 1500 m. Iso 0ºC a 2200 m

Mañana domingo será un día muy similar, aunque el viento soplará esta vez de norte, flojo, haciendo descender las máximas, especialmente en la vertiente francesa, llegando algunos intervalos nubosos de escasa importancia. Buen rehielo nocturno, con temperaturas oscilando entre los -1/6ºC a 1500 m  y entre -3/2ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 2100 m.

La semana comenzará con ambiente suave y anticiclónico. El lunes lucirá el sol, de nuevo con vientos flojos de norte. Temperaturas sin cambios,  con vientos flojos de componente norte. Valores entre los 0/6ºC a 1500 m y entre -2/3ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 2200 m.

El martes se repite la jugada, cielos prácticamente despejados y temperaturas idénticas, oscilando entre 0/7ºC a 1500 m y entre -2/3ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 2400 m.

El miércoles las temperaturas ascenderán, en una jornada prácticamente primaveral, con una temperatura a 850 hpa que rondará los 5/6ºC. Temperaturas entre 1/8ºC a 1500 m y entre -2/4ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 2600 m.

A partir del jueves la incertidumbre meteorológica se acentúa, aunque es probable que las altas presiones se mantengan varias jornadas más, con valores primaverales, ligeramente superiores a los 5ºC a 850 hpa.

En cuanto a la innivación, destacar que no hay grandes diferencias entre vertiente sur y norte en el Pirineo occidental, ya que las nevadas de enero y febrero han llegado tanto desde el sur como desde el norte. Los primeros restos de nieve aparecen sobre los 1200 m, presentando el manto continuidad desde 1300/1400 m. A 1600 m podemos encontrar entre 60/120 cm de nieve, con espesores cercanos a los 160/200 cm a 2200 m, superándose holgadamente los 2 m de nieve desde los 2400 m. El manto de nieve se encuentra bastante estabilizado, aunque las suaves temperaturas diurnas podrán provocar algunos aludes de nieve húmeda en orientaciones sur de fuerte pendiente en las próxmas jornadas. En orientaciones norte pueden persistir algunas placas inestables por encima de los 2300 m, aunque tenderán a estabilizarse progresivamente durante la semana que viene.

Habrá que esperar a que caigan nuevas nevadas unos cuantos días.


viernes, 3 de febrero de 2017

Febrero comienza húmedo y templado

El comienzo de febrero ha venido acompañado de un ascenso importante de las temperaturas y el paso de varios frentes Atlánticos. El descenso de la circulación zonal hasta nuestras latitudes ha conseguido abrir la puerta a las perturbaciones Atlánticas, llegando precipitaciones cuantiosas al noroeste de la península Ibérica, las cuales eran muy necesarias debido a la intensa sequía invernal que arrastraba la zona, especialmente en Galicia.

Esta situación sinóptica es relativamente habitual en algunas fases del invierno, y suele dejar precipitaciones abundantes en todo el Pirineo occidental, con fuertes oscilaciones en las cotas de nieve con el paso de los frentes, dejando nieve tanto en la vertiente norte como en la sur, ya que, los vientos suelen variar entre suroeste, oeste y noroeste. Las nevadas suelen ser húmedas y pesadas en este tipo de situaciones, evitando en gran medida que el viento transporte grandes cantidades de nieve. En definitiva, nieve excelente para la alta montaña y los glaciares, pero de escasa calidad en cotas bajas.

El frente de este pasado jueves, 2 de febrero, dejo unos 10 cm de nieve a partir de 2000 m. En el día de hoy la cota de nieve se ha mantenido más baja, especialmente en la vertiente sur, acumulándose otros 10/15 cm de nieve desde 1800 m. Por debajo de los 1800 m apenas ha habido variaciones, ya que ha habido fases de nieve/aguanieve e incluso lluvia.

 Mañana sábado se esperan de nuevo precipitaciones en todo el Pirineo occidental. No precipitará de forma persistente, pero podrá precipitar en cualquier momento del día. Cota de nieve muy variable, oscilando entre los 1400/2000 m. Se acumularán entre 20/30 mm, que supondrán 15/30 cm de nieve nueva a partir de 2000 m, y unos 10 cm a 1800 m. Temperaturas suaves, oscilando entre los 0/6ºC a 1500 m y entre -3/1ºC a 2200 m. Iso 0ºC oscilando entre 1800/2300 m.

 Situación para mañana sábado. El Jet Stream o corriente en chorro circulando en nuestras latitudes, típica situación de circulación zonal baja.



El domingo, continuarán las precipitaciones, con vientos del suroeste durante la primera mitad del día, girando al final de la mañana a noroeste a todos los niveles. Por lo tanto, las precipitaciones serán más intensas al principio en la vertiente sur, nevando con fuerza durante la tarde en toda la vertiente norte y en la divisoria, justo cuando la corriente en chorro se estampará contra los Pirineos, situación similar a lo ocurrido el pasado 15/16 de enero. Cota de nieve al principio sobre los 1800 m, bajando rápidamente durante la tarde hasta los 700 m. Se acumularán entre 30/50 mm, con 20/30 cm de nieve nueva a 1500 m y más de medio metro de nieve nueva a partir de los 2000 m. Temperaturas entre -4/3ºC a 1500 m y entre -8/-1ºC a 2200 m, dándose las mínimas al final del día. Iso 0ºC a 2100 m a primera hora de la madrugada bajando durante la tarde hasta los 1000 m.

Importante nevada de noroeste durante la tarde del domingo. Pueden caer más de 50 cm en cotas altas:



El lunes continuará nevando de forma copiosa durante la madrugada, cesando las precipitaciones a lo largo de la mañana. Nevará desde el fondos de los valles, acumulándose otros 15 cm de nieve. Temperaturas sin grandes cambios, oscilando entre los -4/1ºC a 1500 m y entre -9/-1ºC a 2200 m. Iso 0ºC a tan sólo 1000 m durante la madrugada subiendo de forma brusca durante la tarde hasta los 2100 m.

En cuanto a la innivación, los espesores están próximos a la media, pudiendo encontrar restos de nieve desde los 1000 m, presentando el manto cierta continuidad desde los 1200/1300 m. Espesores cercanos a los 70/100 cm a 1600 m y entre 120/180 cm a partir de 2200 m, superándose  los 2 m de nieve a partir de 2500 m.  

    

jueves, 19 de enero de 2017

Polvazo en los Pirineos

Después de haber sufrido 6 largas semanas de periodo anticiclónico y escasez de nieve, las copiosas nevadas de la pasada semana han transformado radicalmente el aspecto del Pirineo occidental, pasando en tan sólo 6 días de una innivación mediocre a espesores abundantes desde cotas bajas, con la consolidación por fin de una buena base invernal desde los 1500 m.

Entre el pasado viernes y el lunes se ha acumulado más de 1 metro de nieve nueva, llegando incluso al 1,5 m de nieve reciente en el Pirineo francés occidental y Pirineo navarro. Lo más destacable de dicha nevada es que, pese a llegar con vientos del norte-noroeste ha afectado a ambas vertientes. Al precipitar con temperaturas ampliamente negativas existía un elevado riesgo de que los fuertes vientos de noreste del martes movilizaran grandes cantidades de nieve. Por suerte el viento, pese a ser intenso, no fue tan fuerte como estaba previsto, y no ha supuesto una gran perdida de nieve por sublimación en la vertiente sur. No obstante hay que tener en cuenta que zonas muy expuestas han quedado barridas por el viento, provocando la formación de numerosas placas de viento, que se han mantenido con escasa cohesión estos últimos días debido a las bajas temperaturas, aunque se espera que la subida de temperaturas del fin de semana haga descender el riesgo de aludes. Habrá que mantener la precaución este fin de semana, y no aventurarse en caras norte de fuerte inclinación.

Situación sinóptica de este pasado domingo, jornada en la que la nevada fue copiosa en prácticamente todo el Pirineo, tanto en el lado francés como en el español. No existía fuerte gradiente térmico entre superficie y capas altas que generará fuerte inestabilidad, pero el choque del Jet Stream (corriente en chorro) contra los Pirineos fue clave para que la nevada fuera abundante en ambas vertientes del Pirineo:



Los últimos días el ambiente ha sido muy frío por la irrupción de una masa de aire muy fría procedente del interior del continente europeo. La mal llamada "ola de frío siberiano" por los medios de información (en este caso más bien de "desinformación"). La masa de aire que nos ha afectado los últimos días procedía claramente del interior del viejo continente, pero catalogarla de "ola de frío siberiana" queda más guay y vende mucho más.

Tanto el martes como ayer miércoles han sido jornadas muy frías, llegando a penetrar durante varias horas una -12ºC a 850 hpa. En ambos días las temperaturas han oscilando entre los -13/-4ºC a 1500 m de altitud y entre -17/-7ºC a 2200 m.

Importante irrupción de aire frío en superficie este pasado martes, con máximas negativas en todas las altitudes:



Para los próximos días las temperaturas subirán, con valores cercanos a la media, manteniéndose la nieve polvo desde los 1600 m. aunque las caras sur irán transformando lentamente.

Mañana viernes se espera alternancia de nubes y claros, con temperaturas máximas en ascenso, pudiendo descender las mínimas en aquellos valles y llanos donde en jornadas atrás el viento y la nubosidad ha impedido que las temperaturas se desplomarán. Valores entre -8/2ºC a 1500 m y entre -10/-2ºC a 2200 m, con mínimas que pueden descender hasta los -15ºC en algunos valles. Iso 0ºC a 1400 m.

El sábado el cielo se mantendrá prácticamente despejado en ambas vertientes, con un ligero ascenso de las temperaturas máximas. Valores oscilando entre los -5/3ºC a 1500 m y entre -8/-1ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 1700 m.

El domingo la nubosidad será abundante, con algunos ratos largos de sol, sin descartar algunas nevadas débiles durante la tarde. Temperaturas máximas en descenso y mínimas en ascenso en lo valles. Temperaturas oscilando entre los -4/-1ºC a 1500 m y entre -7/-3ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 1300 m.

En cuanto a la innivación, los primeros restos de nieve aparecen a tan sólo 700 m de altitud, presentando el manto continuidad desde 900 m, con espesores cercanos a los 30/70 cm a 1200 m, alcanzándose los 100/150 cm a 1600 m y entre 160/180 cm a 2200 m, superándose ampliamente los 2 m de nieve por encima de los 2500 m.


jueves, 12 de enero de 2017

Y llega otra nevada de noroeste...

Parece que el invierno ha llegado para quedarse en los Pirineos. Después de haber sufrido una monotonía meteorológica larga de casi 6 semanas, la nevada de norte de este pasado martes-miércoles ha mejorado notablemente el aspecto de todo el Pirineo occidental, con cerca de 30/50 cm de nieve nueva desde los 1500 m, nevada que probablemente va suponer la consolidación de una buena base invernal en cotas bajas. Hay que recordar que por debajo de los 1800 m los espesores eran ridículos hasta la mencionada nevada, con prácticamente nada de nieve en caras sur por debajo de los 2300 m.

Para los próximos días se esperan de nuevo nevadas copiosas, afectando de nuevo a todo el Pirineo occidental, siendo más abundantes cuanto más al oeste y al norte nos desplacemos. Entre mañana y el domingo, ambos días inclusive, pueden acumularse entre 50/100 cm de nieve nueva. La nevada va ser muy productiva al llegar con temperaturas muy frías, caerá nieve polvo con escasa densidad, excelente para el esquí, aunque muy fácil de ser arrastrada por el viento, por lo que se espera la formación de peligrosas placas de viento estos próximos días, aumentando de forma considerable el riesgo de aludes.

Mañana viernes se esperan precipitaciones abundantes, prácticamente persistentes en el Pirineo navarro y francés más occidental. Cota de nieve de 1600 m al principio del día bajando por la tarde hasta el fondo de los valles. Se espera un acumulado cercano a los 15/25 cm de nieve a 1500 m, alcanzándose los 30/40 cm a partir de 2200 m. Temperaturas en claro descenso, dándose las máximas a primera hora de la madrugada y las mínimas al final del día. Oscilarán entre los -6/2ºC a 1500 m y entre -9/-1ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 1800 m a primera hora de la madrugada bajando al final a tan sólo 800 m.

Situación sinóptica para mañana. Nos cruzará un frente y después el viento se fijará de noroeste a todos los niveles, siendo el gran beneficiado del día el Pirineo navarro:




El sábado situación típica de noroeste con nevada copiosa y prácticamente persistente en el Pirineo navarro y francés más occidental. En el resto del Pirineo occidental nevará de forma intermitente, abriéndose algunos claros en zonas como el Valle de Tena. Nevará a cualquier cota. Se esperan entre 15/30 cm de nieve nueva. Ambiente puramente invernal, oscilando las temperaturas entre -8/-3ºC a 1500 m y entre -12/-6ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 800 m.

Día de puro invierno para el sábado. Típica situación de noroeste:



El domingo continuarán las nevadas, abriéndose algunos claros durante la mañana, especialmente cuanto más al este y al sur nos desplacemos, siendo de nuevo la nevada prácticamente persistente en toda la vertiente norte. Nevará a cualquier cota durante la primera mitad del día subiendo al final hasta los 1000 m. Acumulados cercanos a los 20/30 cm de nieve nueva. Temperaturas en ascenso, oscilando entre los -8/-2ºC a 1500 m y entre -12/-5ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 800 m al principio subiendo al final hasta los 1300 m.

En cuanto a la innivación, a día de hoy el manto de nieve es continuo desde los 1200/1400 m, con espesores que alcanzan los 20/50 cm a 1600 m, y entre 60/80 cm a 2200 m de altitud, superándose holgadamente el metro de nieve por encima de 2500 m.

La próxima semana es muy probable que el frío se acentué con la llegada de una masa de aire frío procedente del noreste de Europa, manteniéndose la nieve polvo y con escasa densidad durante toda la semana que viene, con riesgo elevado de que los fuertes vientos del norte puedan movilizar grandes cantidades de nieve en zonas expuestas de la vertiente sur, perdiéndose nieve por sublimación. 

sábado, 7 de enero de 2017

De las altas presiones hasta los cojones...

Nadie hubiera imaginado después de la intensa nevada de sur de finales de noviembre que se iba a repetir un mes de diciembre tan nefasto como el del 2015. Los sueños a veces se hacen realidad, pero las pesadillas también, y este pasado mes de diciembre ha tenido grandes similitudes a nivel sinóptico con diciembre del 2015. Las altas presiones se adueñaron de la situación a finales de noviembre y a día de hoy aún lo siguen haciendo, lo que unido a las suaves temperaturas han provocado una drástica reducción del manto nivoso en orientaciones sur, en donde hay que superar holgadamente los 2300 m para encontrar cierta continuidad en el manto.

Al igual que el año pasado se ha vuelto a repetir la inusual circunstancia de que haya más nieve a finales de noviembre que a principios de enero, resultando especialmente llamativo que la media a 850 hpa, al igual que el año pasado, haya sido superior en diciembre que en noviembre, en concreto 5,5ºC y 4,4ºC respectivamente en la vertical del Pirineo occidental. En cuanto a las precipitaciones, diciembre ha sido extremadamente seco, en algunas zonas ni siquiera se han llegado a superar los 5 mm. No obstante, no es raro que un mes de diciembre resulte más seco que noviembre.

Durante las últimas 5/6 semanas (ahí es nada...más de 40 días sumidos en la nada meteorológica) las fuertes inversiones térmicas han sido una constante, llegando a sentirse el invierno tan sólo en los valles más cerrados en los que apenas entran los rayos solares en está época de escasa insolación. Las mínimas por debajo de los -7ºC han sido frecuentes en valles como el de Ordesa o Pineta.

A corto plazo el patrón meteorológico va seguir marcado por la cercanía de las altas presiones, aunque su retirada hacía el oeste va permitir la llegada de flujo húmedo y frío de noroeste para el martes, llegando precipitaciones a todo la parte noroccidental del Pirineo, que pese a no ser especialmente abundantes va mejorar considerablemente el aspecto de toda la vertiente norte. A medio plazo hay ciertas opciones de que se consolide la retirada del anticiclón hacía el noroeste de la península Ibérica pudiendo llegar buenos frentes de noroeste, aunque esto habrá que confirmarlo los próximos días, ya que puede ocurrir que las altas presiones se nos echen encima de nuevo.

Hoy sábado se espera de nuevo tiempo seco, estable, con fuertes inversiones térmicas en todo el Pirineo occidental. Heladas contundentes en valles y planicies propicias a acumular aire frío, con mínimas cercanas a los -7ºC. Los valores oscilaran entre los -1/6ºC a 1500 m y entre -3/3ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 2500 m.

Situación sinóptica para hoy sábado. Sigue sin aparecer el invierno en la fachada occidental de Europa...mientras que en Italia y gran parte de los Balcanes está disfrutando de un día totalmente invernal con intensas nevadas (especialmente en la parte oriental de Italia):


Temperatura a 850 hpa. Suavidad térmica en Europa occidental y frío intenso en el centro-este del continente:



Mañana domingo el día será idéntico, con un ligero descenso de las temperaturas máximas, más notorio en la vertiente norte. Vientos moderados de componente norte. Temperaturas oscilando entre los -2/4ºC a 1500 m y entre -4/0ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 2000 m.

El lunes aumentará la nubosidad de oeste a este, siendo una jornada en general soleada en la vertiente sur. Vientos moderados de componente norte, temperaturas en claro descenso, en una jornada por fin puramente invernal. Temperaturas oscilando entre los -4/0ºC a 1500 m y entre -6/-3ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 1400 m.

El martes la retirada del anticiclón hacía el oeste permitirá la llegada de una masa de aire húmeda procedente del Atlántico que dejará precipitaciones moderadas y persistentes en toda la vertiente norte, siendo abundantes en el Pirineo navarro y Pirineo francés más occidental. En la vertiente sur las precipitaciones serán más modestas y discontinuas, con fuertes vientos del norte en cotas altas. Cota de nieve rondando los 1000/1200 m. Se espera un acumulado cercano a los 20/30 cm de nieve nueva en la vertiente norte desde los 1500 m, y cerca de 10/15 cm en la vertiente sur. Temperaturas invernales, oscilando entre -4/-1ºC a 1500 m y entre -7/-3ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 1300 m.

Llegan por fin nevadas este martes, especialmente a la vertiente norte y zonas próximas a la divisoria:


El miércoles seguirán las precipitaciones durante la madrugada y parte de la mañana, siendo de nuevo más intensas al norte de la divisoria, en donde nevará desde los 1300 m a primera hora del día subiendo la cota de nieve a lo largo de la mañana hasta los 1800 m. Se acumularán entre 5/8 cm a 1500 m y entre 10/15 cm a 2200 m. Vientos moderados/fuertes de componente norte, especialmente intensos en la vertiente sur. Temperaturas en ascenso, oscilando entre -2/2ºC a 1500 m y entre -4/0ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 1200 m al comienzo del día subiendo al final hasta los 2200 m.

Lo que ocurra después aún es una incógnita, tal vez con un poco de suerte puedan seguir llegando frentes desde el noroeste (con el permiso del anticiclón...).

En cuanto a la innivación, esta es claramente deficitaria para la época del año en todo el Pirineo occidental, siendo desastrosa en orientaciones sur, en donde el aspecto es más propio de principios de noviembre que de pleno mes de enero. En ambas vertientes los primeros restos de nieve aparecen desde los 1600 m, presentando el manto cierta continuidad en planicies y caras norteñas desde los 1800/1900 m, en donde apenas hay 10/15 cm de nieve dura, con espesores cercanos a los 20/25 cm a 2200 m, y más de 70 cm por encima de los 2500 m, siempre hablando de orientaciones norte. La zona mejor innivada sigue siendo la zona de Ordesa-Monte Perdido, gracias a las abundantes precipitaciones que recibió la zona durante el mes de noviembre, superándose aún holgadamente el metro de nieve por encima de los 2600 m en zonas bien orientadas. En orientaciones sur la situación es aberrante, teniendo que superar en la mayoría de los casos los 2300 m para encontrar cierta continuidad en el manto.