domingo, 10 de diciembre de 2017

Y por fin llega la nieve a la vertiente sur...

Todas las nevadas de este principio de temporada han llegado con vientos de componente norte, dejando toda la vertiente norte y Pirineo navarro con un aspecto totalmente invernal, con espesores más que suficientes para la práctica del esquí. Por contra, la vertiente sur presenta a día de hoy un aspecto bastante malo, con un aspecto desolador en algunos de sus macizos. Como ejemplos citar el caso de Collarada o Monte Perdido, cuyas caras sur presentan un aspecto lamentable, aunque han mejorado con las nevadas que se produjeron en el día de ayer (cayeron 15 cm de nieve en cotas altas).

No es que no haya nevado nada en la vertiente sur en las pasadas situaciones de norte, ya que justo después de las nevadas el aspecto de valles como el de Tena era bastante aceptable. El problema ha surgido con el viento, que ha soplado con fuerza al sur de la divisoria después de las nevadas de norte, perdiéndose mucha nieve por sublimación, o en otras palabras, el viento se ha llevado literalmente la nieve "volando" (nevadas que han caído además con temperaturas ampliamente negativas, siendo por lo tanto muy fáciles de arrastrar por el viento debido a su baja densidad).

Por suerte llega por fín la tan ansiada nevada para la vertiente sur. Durante el día de hoy y mañana se esperan precipitaciones abundantes en toda la vertiente sur del Pirineo Occidental. Serán más abundantes y con una cota de nieve más baja cuanto más al este nos desplacemos, siendo el mayor beneficiado del episodio la zona de Monte Perdido, donde se puede acumular cerca de 1 metro de nieve por encima de 2500 m.

Hoy domingo se esperan precipitaciones persistentes en ambas vertientes del Pirineo occidental con registros que rondarán los 15/30 mm. Ambiente templado, con una cota de nieve que rondará los 2000 m en la vertiente sur y los 2400 m en la vertiente norte. Se acumularán del orden de 20/25 cm de nieve nueva por encima de 2500 m. Temperaturas oscilando entre los 1/6ºC a 1500 m y entre -1/3ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 2500 m.

Mañana lunes se espera una jornada de abundantes precipitaciones en la vertiente sur, especialmente durante la madrugada y primera parte de la mañana, reactivándose las precipitaciones al final de la tarde desde el oeste, al girar los vientos a norte. Los acumulados rondarán los 30/60 mm, pudiendo superarse los 60 mm en el Valle de Pineta-Monte Perdido. Cota de nieve rondando los 1800/2000 m a primera hora de la madrugada bajando bruscamente durante la mañana hasta los 1000 m y hasta los 800 m durante la tarde. Durante la madrugada, con flujo marcado de suroeste, habrá grandes contrastes en las cotas de nieve, pudiendo nevar a tan sólo 1300 m en el Valle de Pineta-Monte Perdido y por encima de los 2200 m en el lado francés. Se espera un acumulado cercano a los 5/15 cm de nieve a 1500 m, 25/40 cm a 2200 m, y entre 40/50 cm a 2500 m. Temperaturas oscilando entre los -2/4ºC a 1500 m y entre -9/3ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 2400 m al inicio bajando al final hasta los 1100 m.

Situación de suroeste para mañana lunes, por fin con nevadas en toda la vertiente sur:



El martes se darán algunas nevadas durante la primera mitad del día, abriéndose grandes claros desde el final de la mañana, especialmente al sur de la divisoria, manteniéndose la nubosidad en el lado francés y Pirineo navarro, donde podrá seguir nevando de forma débil. Se acumularán 4/10 cm de nieve nueva, con una jornada puramente invernal, con una cota de nieve cercana a los 800 m. Valores oscilando entre los -5/-1ºC a 1500 m y entre -9/3ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 1100 m.

Brusco descenso de las temperaturas para este martes:



El miércoles será una jornada de transición, con nubes y claros, aumentado la nubosidad al final del día, llegando algunas precipitaciones antes de acabar el día a la parte más occidental, con una cota de nieve que rondaría los 1800 m. Ascenso de las temperaturas, oscilando entre -1/5ºC a 1500 m y entre -5/0ºC a 2200 m. Iso 0ºC rondando los 2100 m.

El viernes y el sábado podrían llegar nevadas desde el norte, no demasiado intensas. Habrá que confirmarlo.


martes, 28 de noviembre de 2017

Llega el invierno a los Pirineos, acompañado de una copiosa nevada en la vertiente norte...

Regresan de nuevo las nevadas al Pirineo Occidental, con la llegada de una masa de aire de origen polar, provocando un descenso importante de las temperaturas. Se esperan varias jornadas de puro invierno, en donde las máximas serán negativas durante todo el día incluso en los valles.

Un bloqueo anticiclónico en el Atlántico norte va generar un pasillo inyectando aire muy frío desde el norte. Se espera una nevada copiosa en toda la vertiente norte y Pirineo navarro, acumulándose entre el miércoles y el sábado 70/100 cm de nieve. Esta nieve caerá sobre un manto de nieve compacto y endurecido, que se mantiene a día de hoy desde los 1500/1700 m en zonas llanas y orientaciones norte gracias a las nevadas de norte de principios de noviembre. En la vertiente sur la nevada será más modesta, y además muy venteada, acumulándose entre 30/50 cm de nieve, siendo la nevada más copiosa cuanto más al oeste nos desplacemos.

 A estas horas un frente esta dejando ya precipitaciones en el Pirineo navarro, llegando durante esta próxima madrugada al resto del Pirineo Occidental. No se trata de un frente muy activo, ya que apenas acumulará 5/10 cm de nieve nueva. Durante toda la jornada del miércoles se mantendrán los cielos cubiertos en la vertiente norte y Pirineo navarro, con nevadas entre débiles/moderadas, que acumularán otros 10 cm de nieve. En la vertiente sur se acumulará algo menos de la mitad. Cota de nieve rondando los 700/900 m. Temperaturas oscilando entre los -5/0ºC a 1500 m y entre -8/-3ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 1100/1200 m.

El invierno llega mañana, con la llegada de una masa de aire frío de origen polar...



El jueves se esperan de nuevo nevadas en todo el Pirineo occidental, siendo más abundantes cuanto más al oeste y al norte nos desplacemos, persistentes en el Pirineo navarro y francés occidental. Se espera un acumulado cercano a los 20/30 cm de nieve en la vertiente norte y divisoria, y entre 5/10 cm en la vertiente sur. Cota de nieve a 700 m. Ambiente invernal, con valores oscilando entre los -5/-2ºC a 1500 m y entre -10/-4ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 1000 m.

El viernes será el día más frío de la semana, llegando el grueso de la masa de aire frío, con valores a 500 hpa cercanos a los -35ºC, lo que generará inestabilidad y que la nevada rebase con cierta claridad la divisoria. Nevada copiosa y persistente en toda la vertiente norte y zonas cercanas a la divisoria, llegando también, aunque con menor intensidad a la vertiente sur. Se espera un acumulado cercano a los 30/40 cm en la vertiente norte y entre 15/25 cm al sur de la divisoria. Nevará a cualquier cota. Ambiente muy frío, con temperaturas de -8/-3ºC a 1500 m y entre -12/-6ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 500/700 m.

El viernes será una jornada muy fría, nevando a cualquier cota en el Pirineo, y llegando la nieve a ciudades del norte como Pamplona o Vitoria



El sábado se mantendrán las nevadas, en general débiles, en la vertiente norte, abriéndose claros durante la tarde, acumulando otros 5/10 cm de nieve. En la vertiente sur habrá intervalos nubosos, con algunos copos a primera hora de la mañana. Nevará a cualquier cota. Temperaturas entre -8/-4ºC a 1500 m y entre -13/-6ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 700 m.

El domingo es probable que sea una jornada fría pero soleada en ambas vertientes, con cerca de 1 metro de nieve polvo y muy seca en el lado francés, dispuesta a ser desvirgada. Habrá que elegir bien las palas a desvirgar, ya que es muy probable que la escasa cohesión de la nieve tras varias jornadas de temperaturas ampliamente negativas mantenga el riesgo de aludes elevado, ojo.


martes, 7 de noviembre de 2017

Llegan nuevas nevadas de norte

La nevada de noroeste de este pasado domingo-lunes ha cubierto de blanco gran parte del Pirineo Occidental, dejando un aspecto totalmente invernal en toda la vertiente norte, en donde la nieve hace acto de presencia desde los 1200 m con 15 cm de nieve a 1500 m y entre 20/30 cm por encima de 1800 m. En la vertiente sur la nevada fue modesta y además barrida en muchas zonas por los fuertes vientos de norte durante la jornada del lunes.

Durante esta semana seguirá el patrón de norte, con nuevas nevadas que afectarán principalmente a la vertiente norte, Pirineo navarro y zonas próximas a la divisoria. Entre mañana y el jueves se acumularán 15/25 cm de nieve nueva en las zonas mencionadas, siendo la nevada mucho más débil en la vertiente sur, que tendrá que esperar para conformar una buena base invernal. En la vertiente norte es muy probable que esta semana se consolide una buena base desde al menos los 1800 m.

Mañana miércoles se esperan cielos cubiertos con nevadas moderadas al norte de la divisoria, siendo débiles en la vertiente sur, en donde habrá ratos de sol, con una cota de nieve cercana a los 1000/1200 m. Se acumularán unos 10/15 cm de nieve nueva en la vertiente norte, y algo menos de la mitad en la vertiente sur. Ambiente invernal, oscilando las temperaturas entre los -4/-1ºC a 1500 m y entre -8/-4ºC a 2200 m. Iso 0ºC rondando los 1300 m.

Más nieve para este próximo miércoles...



Durante la primera mitad del jueves se mantendrá la nubosidad en toda la vertiente norte y divisoria, con nevadas débiles, que podrán acumular otros 5/10 cm de nieve. En la vertiente sur habrá intervalos nubosos con nevadas dispersas, que apenas acumularán algunos centímetros en las zonas mejor expuestas. Durante la tarde cesarán las nevadas en ambas vertientes, aún con algunas nubes en la vertiente francesa y con cielos prácticamente despejados al sur de la divisoria. Cota de nieve cercana a los 1000/1300 m. Temperaturas oscilando entre -3/0ºC a 1500 m y entre -7/-3ºC a 2200 m. Iso 0ºC oscilando entre 1200/1500 m.

El viernes amanecerá con cielos poco nubosos en ambas vertientes con heladas débiles generalizadas. Durante la tarde la nubosidad irá en aumento, con algunas precipitaciones antes de finalizar el día, con una cota de nieve cercana a los 1700/1800 m. Temperaturas en ascenso, oscilando entre -1/4ºC a 1500 m y entre -4/0 a 2200 m. Iso 0ºC a 1900/2100 m.

El fin de semana es probable que lleguen nuevas precipitaciones desde el norte, por lo que los acumulados podrían ser ya más que interesantes para la época del año en la vertiente norte. La vertiente sur en cambio tendrá que esperar su turno, aunque esto no ha hecho más que empezar, aún nos encontramos en la primera quincena de noviembre, de momento el comienzo de temporada en la vertiente norte es prometedor...

viernes, 3 de noviembre de 2017

Llega la esperanza blanca...

Se acabo por fin el mes de octubre, un mes que será recordado por ser muy cálido y seco en los Pirineos y en gran parte de España, continuando la sequía en gran parte del territorio español, con embalses bajos mínimos en muchos casos. Las únicas precipitaciones importantes del mes se dieron entre el 18/19 de octubre, con una situación típica de suroeste, la cual dejo registros superiores a los 100 mm en el Macizo de Monte Perdido, con una nevada consistente por encima de los 3000 m, llegando a acumular más de 30 cm de nieve. La nevada permitió que todos los glaciares pirenaicos se cubrieran de blanco. Después de dicho episodio las altas presiones se volvieron a adueñar de la situación, con temperaturas suaves y sin prácticamente precipitaciones.

Este fin de semana regresan de nuevo las precipitaciones al Pirineo Occidental. Mañana sábado afectarán sobre todo a la vertiente sur, y el domingo, con la entrada de noroeste a todos los niveles, precipitará más en la vertiente norte, con una importante bajada de las temperaturas.

Mañana sábado se darán precipitaciones durante gran parte del día, en general moderadas, siendo más abundantes al sur de la divisoria. Se acumularán entre 15/25 mm, superándose dichas cifras en el Macizo de Monte Perdido. Cota de nieve rondando los 2300/2400 m, acumulándose algo más de 15 cm de nieve en los Tresmiles. Temperaturas oscilando entre los 5/8ºC a 1500 m y entre 1/4ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 2700 m bajando al final hasta 2200 m.


El domingo el viento rolará a noroeste a todos los niveles, con precipitaciones persistentes en el Pirineo navarro y francés occidental, en donde la nevada podría ser copiosa. Precipitaciones más débiles al sur de la divisoria. Se espera un acumulado cercano a los 20/30 mm, sin descartar que se puedan acumular 40 mm en zonas bien orientadas de la vertiente norte. Cota de nieve rondando los 1200/1400 m, bajando al final hasta los 1000 m. La nevada acumulará entre 10/20 cm de nieve a 1500 m y entre 20/30 cm a 2000 m. Ambiente frío, invernal, con sensación térmica muy baja en zonas expuestas al viento. Valores oscilando entre los -2/3ºC a 1500 m y entre -7/-3ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 1600 m.

El domingo será un día totalmente invernal en toda la vertiente norte...primera nevada destacable de la temporada en cotas "bajas"...



El lunes seguirá nevando durante gran parte de la madrugada y primeras horas de la mañana, acumulándose 5/10 cm de nieve, con una cota de nieve que rondará los 1000 m, pudiendo nevar durante la madrugada desde el fondo de los valles. Durante la tarde se abrirán grandes claros, quedando tan sólo algo de nubosidad residual al norte de la divisoria. Jornada fría, de nuevo invernal, con temperaturas oscilando entre los -3/0ºC a 1500 m y entre -8/-4ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 1300 m.

Situación sinóptica prevista para este próximo lunes, aún con nevadas durante la mañana en la vertiente francesa:


Entre el martes y el miércoles podría de nuevo nevar con cierta intensidad en la vertiente norte, con una cota de nieve que rondaría los 1000/1200 m. Existe cierto riesgo de que la tan temida dorsal vuelva a abrazarnos la semana que viene, esperemos que no ocurra y que sigan llegando precipitaciones a los Pirineos. Por ahora las altas presiones bloquean la llegada de borrascas Atlánticas, esperamos que pronto se pueda abrir el grifo...


  

martes, 17 de octubre de 2017

Regresa el otoño al Pirineo...¿Adiós definitivo al verano?

Nadie hubiera podido imaginar que después de un comienzo de septiembre fresco, con varias nevadas en cotas altas, algunas de ellas destacables para la época del año, la dorsal anticiclónica se echaría de nuevo encima nuestra, dando lugar a una segunda quincena de septiembre bastante seca y una primera quincena de octubre muy cálida y muy seca, sin prácticamente precipitaciones de interés. Por ahora el mes de octubre esta siendo una continuación del verano, con máximas que han llegado a superar los 22ºC a 1500 m y los 7ºC a 3000 m. Estas temperaturas veraniegas han fundido por completo la capa de nieve que se había acumulado en los glaciares en septiembre, que tendrán que esperar a mañana para cubrirse de nuevo de blanco, una nieve que esta vez, salvo desastre, debería ser definitiva y cubrir por completo la superficie glaciar hasta el año que viene.

Mañana regresa la tan ansiada lluvia. Se esperan cielos cubiertos desde el principio, con algunas precipitaciones débiles durante la mañana, siendo estas abundantes durante la tarde, especialmente en la vertiente sur. Se espera un acumulado cercano a los 25/40 mm, superándose los 50 mm en el Macizo de Monte Perdido. Cota de nieve rondando los 2600/2800 m, bajando al final del día hasta los 2300 m. Temperaturas oscilando entre los 7/11ºC a 1500 m y entre 4/7ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 2900/3100 m en las horas centrales del día bajando al final hasta los 2600 m.

Regresa la lluvia y con ella el otoño a los Pirineos...




El jueves continuarán las precipitaciones, moderadas en general, remitiendo al final de la mañana, con grandes aperturas de claros durante la tarde en todo el Pirineo Occidental. Se acumularán entre 6/12 mm, con nieve a partir de 2200/2300 m. Ambiente fresco, puramente otoñal, oscilando las temperaturas entre 5/10ºC a 1500 m y entre 0/5ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 2600 m.

El viernes regresa el sol y las altas temperaturas, con flujo cálido de suroeste. Se esperan tan sólo algunas medias/altas decorativas, anunciando la llegada de un frente para el sábado. Temperaturas suaves, oscilando entre los 6/15ºC a 1500 m y los 3/10ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 3800 m.

El sábado se espera la llegada de un frente frío poco activo, con algunas precipitaciones débiles, que apenas acumularán entre 4/8 mm, con una cota de nieve a primeras horas cercana a los 3000 m, bajando bruscamente durante la tarde hasta los 2000 m. Las máximas se darán de madrugada y las mínimas antes de finalizar el día, con valores que oscilarán entre los 4/11ºC a 1500 m y entre los -2/7ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 3300 m durante la madrugada bajando al final del día hasta los 2200 m.

Situación sinóptica para este próximo sábado. Después de un viernes cálido la llegada de un frente frío provocará un fuerte descenso de las temperaturas el sábado...


Existe aún bastante incertidumbre para realizar una predicción fiable para el domingo. La mayoría de modelos apuestan a que el anticiclón se adentraría en la península, con flujo de noroeste en todo el Pirineo Occidental y abundante nubosidad en la vertiente francesa, con algunas precipitaciones débiles al principio del día.

La semana que viene podría volver el tiempo anticiclónico y cálido, aunque habrá que esperar para confirmarlo...esperemos que el otoño se quede para no marcharse...


miércoles, 13 de septiembre de 2017

Llegada de un masa de aire de origen polar a partir del viernes...

Parece que el otoño ha venido para quedarse, y después de un fin de semana puramente otoñal con nevadas destacables por encima de 2000 m para estar en septiembre, llega de nuevo otro frío fin de semana, con la llegada de una masa de aire frío de origen polar. Las bajas temperaturas darán que hablar de viernes a lunes, con temperaturas dignas de un mes de noviembre. El sábado por la mañana podría nevar a tan sólo 1600/1700 m. Las precipitaciones serán en general débiles, y claramente inferiores a las registradas en el último episodio de noroeste de este pasado sábado/domingo. Se espera que predomine el viento de oeste en altura en el Pirineo Occidental, pasando los chubascos más importantes paralelos a la costa del Cantábrico.

El último episodio de noroeste de este pasado fin de semana dejo finalmente precipitaciones más abundantes de lo esperado, acumulándose entre sábado y domingo más de 60 mm en el Pirineo navarro y francés más occidental, con una nevada poco frecuente para una primera quincena de septiembre. Se acumularon algo más de 15 cm de nieve a 2200 m, estimándose un acumulado de más de 20 cm por encima de los 2400 m. La copiosa nevada fue barrida posteriormente por la lluvia y la subida de temperaturas, aunque ha servido para cubrir de blanco parte de los glaciares.

Vamos ahora con la predicción para los próximos días.

Mañana jueves se espera la llegada de un frente, poco activo, que dejará precipitaciones débiles durante la mañana en todo el Pirineo occidental, acumulándose entre 3/6 mm. Por la tarde tan sólo quedarán intervalos nubosos en la vertiente sur, con nubes bajas abundantes en la vertiente francesa y en la divisoria al entrar flujo de norte en superficie. Cota de nieve aún elevada, ya que el grueso de aire frío aún no habrá llegado, nevando a partir de 2700/3000 m. Las máximas se darán durante la madrugada y las mínimas antes de finalizar el día. Temperaturas oscilando entre 5/12ºC a 1500 m y entre 2/8ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 4000 m a primera hora de la madrugada bajando al final hasta 2900 m.

El viernes llega a todos los niveles la masa de aire frío, de origen polar, canalizado por el pasillo que formarán las altas presiones del Atlántico norte y las borrascas posicionadas al este de Escandinavia. Se espera por lo tanto una jornada fría, con intervalos nubosos la mayor parte del día con algunos chubascos durante la tarde, en general de débil intensidad. Viento de oeste en altura, el cual, salvo raras ocasiones, no suele dejar precipitaciones importantes en el Pirineo. Apenas se acumularán 3/5 mm. Nieve a partir de 1700/2000 m. Ambiente muy fresco, oscilando las temperaturas entre 3/9ºC a 1500 m y entre -1/4ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 2300 m.

Irrupción de un masa de aire polar para este viernes...



El sábado será una jornada muy similar al viernes. Habrá abundantes intervalos nubosos en ambas vertientes con posibilidad de algunos chubascos débiles, especialmente durante la tarde, con una cota de nieve que rondará los 1700/1900 m. Ambiente frío, digno de un mes de noviembre, con valores oscilando entre 1/8ºC a 1500 m y entre -2/4ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 2000/2200 m.

Situación sinóptica para este próximo sábado:



Aún hay cierta incertidumbre con lo que pueda ocurrir el domingo, aunque lo más probable es que sea una jornada sin precipitaciones con un claro ascenso de las temperaturas, con valores que podrían oscilar entre 2/10ºC a 1500 m y entre -1/6ºC a 2200 m, con una cota de nieve que oscilaría entre 2200/2400 m.



viernes, 8 de septiembre de 2017

Llegan las primeras nevadas otoñales al Pirineo

Después de un cálido y largo verano, septiembre comienza en el Pirineo occidental con ambiente fresco y vientos del norte, con temperaturas por debajo de la media en la vertiente norte y divisoria y con valores normales en la vertiente sur. Aún quedan 3 largas semanas para acabar el mes, pero nos podríamos encontrar con un mes con temperaturas por debajo de la media, algo que no ocurre desde el pasado mes de enero.

La retirada de las altas presiones hacía el noroeste de la península junto a la formación de una borrasca en el Mar del Norte va provocar la llegada de un frente frío al norte peninsular y posteriormente la llegada de chubascos desde el Cantábrico, que dejarán buenos acumulados en el Pirineo navarro y un importante descenso de las temperaturas, llegando a bajar la cota de nieve a tan sólo 1800/1900 m la madrugada del sábado al domingo. No se espera una gran nevada, ya que, en el mejor de los casos, se acumularán 10 cm de nieve en los Tresmiles más occidentales, aunque podría servir para cubrir casi por completo la mayor parte de los glaciares.

En la situación sinóptica prevista para mañana sábado se aprecia claramente el pasillo de vientos de noroeste, de origen cuasi-polar:



Por lo tanto, mañana sábado se espera una jornada otoñal, con precipitaciones moderadas durante la mañana en ambas vertientes, con apertura de claros durante la tarde en la vertiente sur, continuando las precipitaciones en la vertiente norte y divisoria, en general débiles, aunque con carácter persistente en el Pirineo navarro. Se espera un acumulado cercano a los 10/20 mm, con una cota de nieve que rondará los 2800 m al amanecer bajando al final del día a tan sólo 1900/2000 m. Pueden acumularse hasta 5 cm en los Tresmiles. Ambiente fresco, oscilando las temperaturas entre 4/12ºC a 1500 m y entre 0/7ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 3000 m al amanecer bajando bruscamente durante la tarde hasta 2200 m.

El domingo continuará el flujo de noroeste, con cielos nubosos en gran parte del Pirineo occidental durante la mañana, con algunas precipitaciones débiles, más abundantes cuanto más al oeste y al norte nos desplacemos, siendo moderadas en la parte navarra. Durante la tarde se abrirán grandes claros y cesarán las precipitaciones, con la excepción del Pirineo navarro, en donde aún podrían registrarse precipitaciones débiles. Se espera un acumulado cercano a los 4/10 mm, con una cota de nieve que rondará los 1900 m a primera de la mañana, subiendo bruscamente al final de la tarde hasta los 3000 m. Ambiente fresco, temperaturas oscilando entre 4/11ºC a 1500 m y entre -1/6ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 2200 m a primera hora de la mañana subiendo al final hasta 3200 m.

Día de otoño para este domingo, con temperaturas propias de un mes de octubre:



El lunes seguirá el flujo de noroeste, con abundante nubosidad en toda la vertiente francesa y Pirineo navarro, donde se darán algunas precipitaciones débiles. Cota de nieve cercana a los 2800/3000 m. En el resto habrá intervalos nubosos, sin precipitaciones. Temperaturas en ascenso, oscilando entre 6/16ºC a 1500 m y entre 3/11ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 3200 m.

A medio plazo parece que el flujo de norte se mantendría durante varios días más, siendo probable que a finales de la semana que viene las altas presiones se echen prácticamente encima nuestras, con temperaturas cálidas pero normales para un mes de septiembre.

Esperemos que estas primeras nieves sirvan para cubrir la mayor parte de los glaciares pirenaicos, se lo merecen después de haber sufrido mucho este largo verano.