martes, 17 de octubre de 2017

Regresa el otoño al Pirineo...¿Adiós definitivo al verano?

Nadie hubiera podido imaginar que después de un comienzo de septiembre fresco, con varias nevadas en cotas altas, algunas de ellas destacables para la época del año, la dorsal anticiclónica se echaría de nuevo encima nuestra, dando lugar a una segunda quincena de septiembre bastante seca y una primera quincena de octubre muy cálida y muy seca, sin prácticamente precipitaciones de interés. Por ahora el mes de octubre esta siendo una continuación del verano, con máximas que han llegado a superar los 22ºC a 1500 m y los 7ºC a 3000 m. Estas temperaturas veraniegas han fundido por completo la capa de nieve que se había acumulado en los glaciares en septiembre, que tendrán que esperar a mañana para cubrirse de nuevo de blanco, una nieve que esta vez, salvo desastre, debería ser definitiva y cubrir por completo la superficie glaciar hasta el año que viene.

Mañana regresa la tan ansiada lluvia. Se esperan cielos cubiertos desde el principio, con algunas precipitaciones débiles durante la mañana, siendo estas abundantes durante la tarde, especialmente en la vertiente sur. Se espera un acumulado cercano a los 25/40 mm, superándose los 50 mm en el Macizo de Monte Perdido. Cota de nieve rondando los 2600/2800 m, bajando al final del día hasta los 2300 m. Temperaturas oscilando entre los 7/11ºC a 1500 m y entre 4/7ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 2900/3100 m en las horas centrales del día bajando al final hasta los 2600 m.

Regresa la lluvia y con ella el otoño a los Pirineos...




El jueves continuarán las precipitaciones, moderadas en general, remitiendo al final de la mañana, con grandes aperturas de claros durante la tarde en todo el Pirineo Occidental. Se acumularán entre 6/12 mm, con nieve a partir de 2200/2300 m. Ambiente fresco, puramente otoñal, oscilando las temperaturas entre 5/10ºC a 1500 m y entre 0/5ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 2600 m.

El viernes regresa el sol y las altas temperaturas, con flujo cálido de suroeste. Se esperan tan sólo algunas medias/altas decorativas, anunciando la llegada de un frente para el sábado. Temperaturas suaves, oscilando entre los 6/15ºC a 1500 m y los 3/10ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 3800 m.

El sábado se espera la llegada de un frente frío poco activo, con algunas precipitaciones débiles, que apenas acumularán entre 4/8 mm, con una cota de nieve a primeras horas cercana a los 3000 m, bajando bruscamente durante la tarde hasta los 2000 m. Las máximas se darán de madrugada y las mínimas antes de finalizar el día, con valores que oscilarán entre los 4/11ºC a 1500 m y entre los -2/7ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 3300 m durante la madrugada bajando al final del día hasta los 2200 m.

Situación sinóptica para este próximo sábado. Después de un viernes cálido la llegada de un frente frío provocará un fuerte descenso de las temperaturas el sábado...


Existe aún bastante incertidumbre para realizar una predicción fiable para el domingo. La mayoría de modelos apuestan a que el anticiclón se adentraría en la península, con flujo de noroeste en todo el Pirineo Occidental y abundante nubosidad en la vertiente francesa, con algunas precipitaciones débiles al principio del día.

La semana que viene podría volver el tiempo anticiclónico y cálido, aunque habrá que esperar para confirmarlo...esperemos que el otoño se quede para no marcharse...


miércoles, 13 de septiembre de 2017

Llegada de un masa de aire de origen polar a partir del viernes...

Parece que el otoño ha venido para quedarse, y después de un fin de semana puramente otoñal con nevadas destacables por encima de 2000 m para estar en septiembre, llega de nuevo otro frío fin de semana, con la llegada de una masa de aire frío de origen polar. Las bajas temperaturas darán que hablar de viernes a lunes, con temperaturas dignas de un mes de noviembre. El sábado por la mañana podría nevar a tan sólo 1600/1700 m. Las precipitaciones serán en general débiles, y claramente inferiores a las registradas en el último episodio de noroeste de este pasado sábado/domingo. Se espera que predomine el viento de oeste en altura en el Pirineo Occidental, pasando los chubascos más importantes paralelos a la costa del Cantábrico.

El último episodio de noroeste de este pasado fin de semana dejo finalmente precipitaciones más abundantes de lo esperado, acumulándose entre sábado y domingo más de 60 mm en el Pirineo navarro y francés más occidental, con una nevada poco frecuente para una primera quincena de septiembre. Se acumularon algo más de 15 cm de nieve a 2200 m, estimándose un acumulado de más de 20 cm por encima de los 2400 m. La copiosa nevada fue barrida posteriormente por la lluvia y la subida de temperaturas, aunque ha servido para cubrir de blanco parte de los glaciares.

Vamos ahora con la predicción para los próximos días.

Mañana jueves se espera la llegada de un frente, poco activo, que dejará precipitaciones débiles durante la mañana en todo el Pirineo occidental, acumulándose entre 3/6 mm. Por la tarde tan sólo quedarán intervalos nubosos en la vertiente sur, con nubes bajas abundantes en la vertiente francesa y en la divisoria al entrar flujo de norte en superficie. Cota de nieve aún elevada, ya que el grueso de aire frío aún no habrá llegado, nevando a partir de 2700/3000 m. Las máximas se darán durante la madrugada y las mínimas antes de finalizar el día. Temperaturas oscilando entre 5/12ºC a 1500 m y entre 2/8ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 4000 m a primera hora de la madrugada bajando al final hasta 2900 m.

El viernes llega a todos los niveles la masa de aire frío, de origen polar, canalizado por el pasillo que formarán las altas presiones del Atlántico norte y las borrascas posicionadas al este de Escandinavia. Se espera por lo tanto una jornada fría, con intervalos nubosos la mayor parte del día con algunos chubascos durante la tarde, en general de débil intensidad. Viento de oeste en altura, el cual, salvo raras ocasiones, no suele dejar precipitaciones importantes en el Pirineo. Apenas se acumularán 3/5 mm. Nieve a partir de 1700/2000 m. Ambiente muy fresco, oscilando las temperaturas entre 3/9ºC a 1500 m y entre -1/4ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 2300 m.

Irrupción de un masa de aire polar para este viernes...



El sábado será una jornada muy similar al viernes. Habrá abundantes intervalos nubosos en ambas vertientes con posibilidad de algunos chubascos débiles, especialmente durante la tarde, con una cota de nieve que rondará los 1700/1900 m. Ambiente frío, digno de un mes de noviembre, con valores oscilando entre 1/8ºC a 1500 m y entre -2/4ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 2000/2200 m.

Situación sinóptica para este próximo sábado:



Aún hay cierta incertidumbre con lo que pueda ocurrir el domingo, aunque lo más probable es que sea una jornada sin precipitaciones con un claro ascenso de las temperaturas, con valores que podrían oscilar entre 2/10ºC a 1500 m y entre -1/6ºC a 2200 m, con una cota de nieve que oscilaría entre 2200/2400 m.



viernes, 8 de septiembre de 2017

Llegan las primeras nevadas otoñales al Pirineo

Después de un cálido y largo verano, septiembre comienza en el Pirineo occidental con ambiente fresco y vientos del norte, con temperaturas por debajo de la media en la vertiente norte y divisoria y con valores normales en la vertiente sur. Aún quedan 3 largas semanas para acabar el mes, pero nos podríamos encontrar con un mes con temperaturas por debajo de la media, algo que no ocurre desde el pasado mes de enero.

La retirada de las altas presiones hacía el noroeste de la península junto a la formación de una borrasca en el Mar del Norte va provocar la llegada de un frente frío al norte peninsular y posteriormente la llegada de chubascos desde el Cantábrico, que dejarán buenos acumulados en el Pirineo navarro y un importante descenso de las temperaturas, llegando a bajar la cota de nieve a tan sólo 1800/1900 m la madrugada del sábado al domingo. No se espera una gran nevada, ya que, en el mejor de los casos, se acumularán 10 cm de nieve en los Tresmiles más occidentales, aunque podría servir para cubrir casi por completo la mayor parte de los glaciares.

En la situación sinóptica prevista para mañana sábado se aprecia claramente el pasillo de vientos de noroeste, de origen cuasi-polar:



Por lo tanto, mañana sábado se espera una jornada otoñal, con precipitaciones moderadas durante la mañana en ambas vertientes, con apertura de claros durante la tarde en la vertiente sur, continuando las precipitaciones en la vertiente norte y divisoria, en general débiles, aunque con carácter persistente en el Pirineo navarro. Se espera un acumulado cercano a los 10/20 mm, con una cota de nieve que rondará los 2800 m al amanecer bajando al final del día a tan sólo 1900/2000 m. Pueden acumularse hasta 5 cm en los Tresmiles. Ambiente fresco, oscilando las temperaturas entre 4/12ºC a 1500 m y entre 0/7ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 3000 m al amanecer bajando bruscamente durante la tarde hasta 2200 m.

El domingo continuará el flujo de noroeste, con cielos nubosos en gran parte del Pirineo occidental durante la mañana, con algunas precipitaciones débiles, más abundantes cuanto más al oeste y al norte nos desplacemos, siendo moderadas en la parte navarra. Durante la tarde se abrirán grandes claros y cesarán las precipitaciones, con la excepción del Pirineo navarro, en donde aún podrían registrarse precipitaciones débiles. Se espera un acumulado cercano a los 4/10 mm, con una cota de nieve que rondará los 1900 m a primera de la mañana, subiendo bruscamente al final de la tarde hasta los 3000 m. Ambiente fresco, temperaturas oscilando entre 4/11ºC a 1500 m y entre -1/6ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 2200 m a primera hora de la mañana subiendo al final hasta 3200 m.

Día de otoño para este domingo, con temperaturas propias de un mes de octubre:



El lunes seguirá el flujo de noroeste, con abundante nubosidad en toda la vertiente francesa y Pirineo navarro, donde se darán algunas precipitaciones débiles. Cota de nieve cercana a los 2800/3000 m. En el resto habrá intervalos nubosos, sin precipitaciones. Temperaturas en ascenso, oscilando entre 6/16ºC a 1500 m y entre 3/11ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 3200 m.

A medio plazo parece que el flujo de norte se mantendría durante varios días más, siendo probable que a finales de la semana que viene las altas presiones se echen prácticamente encima nuestras, con temperaturas cálidas pero normales para un mes de septiembre.

Esperemos que estas primeras nieves sirvan para cubrir la mayor parte de los glaciares pirenaicos, se lo merecen después de haber sufrido mucho este largo verano.


miércoles, 30 de agosto de 2017

Otro mal año para los glaciares pirenaicos...

Llega el mes de septiembre y con ello el fin del verano meteorológico (aunque el astronómico no finalizará hasta el 22 de septiembre) y los glaciares pirenaicos, por tercer año consecutivo, llegan al final de este en muy mal estado, por no decir penoso, con prácticamente todo el hielo glaciar al descubierto. No existen grandes diferencias entre los 3 grandes glaciares pirenaicos (Glaciar de Ossoue, Aneto-Maladetas y Monte Perdido) ya que la principal causa que ha provocado que lleguen en tan mal estado afecta a todos ellos por igual, y han sido las altas temperaturas sufridas a lo largo de todo año, ya que las precipitaciones en forma de nieve, pese a no ser especialmente generosas, no han quedado demasiado lejos de los valores normales.

En el presente año, tan sólo el mes de enero ha registrado valores por debajo de la media, registrándose importantes anomalías positivas en febrero (el más cálido en el Pirineo occidental desde el 2008), mayo o junio. Este último mes fue muy cálido, lo que unido a la fuerte insolación y la verticalidad de los rayos solares, provoco un importante deshielo. Curiosamente, los valores en julio y agosto han quedado cerca de los valores normales, con una ligera anomalía positiva en gran parte del Pirineo.

La baja aislada en niveles altos en las proximidades de la península Ibérica esta dejando chubascos en las últimas jornadas, siendo más abundantes en el Pirineo occidental que en el central-oriental.

Mañana jueves habrá precipitaciones moderadas en todo el Pirineo occidental, especialmente durante la madrugada y primera parte de la mañana, abriéndose grandes claros durante la tarde, sobre todo en la vertiente sur, manteniéndose el riesgos de chubascos, aunque serán en general débiles. Se espera un acumulado cercano a los 15/25 mm. Descenso de las temperaturas, con una cota de nieve que rondará los 2900/3100 m, pudiendo blanquear ligeramente en los Tresmiles. Ambiente fresco, otoñal, oscilando las temperaturas entre los 7/15ºC a 1500 m y entre 4/11ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 3100/3300 m.

Bajada importante de temperaturas para mañana, último día de agosto con valores puramente otoñales:



El viernes se impondrá el flujo de norte, con abundantes intervalos nubosos en la vertiente francesa y zonas cercanas a la divisoria, con algunas precipitaciones débiles, de nieve a partir de 2700 m. En la vertiente sur, cielo prácticamente despejado de principio a fin. Ambiente fresco, oscilando las temperaturas entre los 4/14ºC a 1500 m y entre 2/9ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 3000 m.

Flujo de norte para este próximo viernes, jornada muy fresca en la vertiente norte:



El sábado se mantendrá el flujo de norte, con abundante nubosidad y precipitaciones débiles en el Pirineo francés occidental y navarro, en forma de nieve a partir de 2500/2700 m. Cielo despejado en la vertiente sur. Siguen los valores frescos, oscilando entre 4/15ºC a 1500 m y entre 2/10ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 2800/3000 m.

El domingo subirán las temperaturas, con cielos poco nubosos en ambas vertientes, con algunas nieblas y nubes bajas a primera hora en la vertiente francesa. Valores oscilando entre 4/21ºC a 1500 m y entre 3/16ºC a 2200 m. 

La semana que viene podrían ascender de nuevo las temperaturas, con valores veraniegos aunque sin calores extremos.

martes, 27 de junio de 2017

Y después del infierno llega la nieve...

Desde el pasado 7 de junio y de forma ininterrumpida, las temperaturas han sido muy elevadas en todo el Pirineo occidental, propias de plena canícula estival, superándose en muchos días los 30ºC en los valles, a cotas de 1000-1200 m, llegando hasta los 27ºC a 1500 m y hasta los 23ºC a 2200 m. Pese a las bajas temperaturas que se esperan para los próximos días, el mes de junio va finalizar con una elevada anomalía positiva. Durante las últimas semanas el deshielo ha sido considerable, presentando el conjunto del Pirineo una innivación deficitaria para la época del año.

A partir de mañana, la retirada del anticiclón hacía el Atlántico norte junto con la formación de una baja en las Islas Británicas, va permitir que descienda hacía la península Ibérica un masa de aire fresca, enviando la masa cálida africana hacía el este, por lo que las temperaturas serán muy elevadas las próximas jornadas en Grecia y en la zona de los Balcanes.

Este descenso brusco de las temperaturas va venir acompañado de precipitaciones, que serán en forma de nieve a partir de 2200/2500 m, pudiendo acumular varios centímetros de nieve en los glaciares y heleros, y lo que es más importante, volviendo a helar en alta montaña, frenando el fuerte deshielo de las últimas semanas. dando un pequeño respiro a los glaciares, que aún deben afrontar 3 meses de altas temperaturas (salvo sorpresas).

Para mañana miércoles se espera cielo nuboso en todo el Pirineo occidental, con chubascos moderados, acompañados puntualmente de tormentas. Cota de nieve de 2800 m al principio del día bajando durante la tarde hasta los 2300 m. Se espera un acumulado cercano 10/20 mm. Temperaturas frescas, oscilando entre 6/13ºC a 1500 m y entre 2/9ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 3100 m al principio bajando al final del día hasta 2500 m.

Situación sinóptica para mañana miércoles:



El jueves será de nuevo una jornada inestable, con nubosidad abundante la mayor parte del día, y chubascos moderados, siendo más intensos y probables durante la tarde. Cota de nieve rondando los 2000/2200 m, acumulándose entre 10/15 mm. Jornada de puro otoño, con temperaturas que oscilarán entre los 4/11ºC a 1500 m, y entre 0/7ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 2400 m.

El viernes amanecerá con algunos intervalos nubosos, aumentando la nubosidad al final de la mañana, con precipitaciones moderadas durante la tarde, siendo persistentes en el Pirineo navarro y francés más occidental. Cota de nieve rondando los 2200/2400 m, con acumulados cercanos a los 8/12 mm en la vertiente sur y en la divisoria, llegando hasta los 20 mm en el Pirineo navarro y francés occidental. Valores entre 4/12ºC a 1500 m y entre 0/8ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 2400 m subiendo al final hasta los 2700 m.

El sábado será una jornada de precipitaciones persistentes en el Pirineo navarro y Pirineo francés occidental, donde el acumulado podría alcanzar en algunas zonas los 20/30 mm. Precipitaciones más débiles en la vertiente sur, donde el acumulado alcanzará los 8/15 mm. Cota de nieve rondando los 2200/2500 m. Ambiente fresco, de puro otoño, con valores oscilando entre los 5/11ºC a 1500 m y entre 1/7ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 2600/2800 m.

El sábado el flujo de noroeste a todos los niveles puede dejar abundantes precipitaciones en el Pirineo navarro...especialmente en su parte occidental:



El domingo es probable que el anticiclón se adentre hacía la península Ibérica, con cielos despejados en toda la vertiente sur, persistiendo nubosidad de tipo bajo en algunos valles de la vertiente norte, aún con ambiente fresco, aunque con temperaturas en claro ascenso, oscilando entre 6/20ºC a 1500 m y entre 2/16ºC a 2200 m.

A medio plazo las temperaturas se recuperarán...esperemos que no alcancen los valores tan altos que hemos sufrido a mediados de junio...aunque aún queda mucho verano...
  

martes, 20 de junio de 2017

El infierno se instaura en el Pirineo...

Desde el pasado 7 de junio, día en el que la dorsal africana comenzó a adueñarse de la situación en el suroeste europeo, el calor se ha instaurado con fuerza en todo el Pirineo occidental, con temperaturas muy por encima de los valores normales, más propios de plena canícula que de un mes de junio. Desde entonces la temperatura a 850 hpa ha estado constantemente por encima de los 14ºC, llegando en algunas jornadas hasta los 22/23ºC. Se trata por lo tanto de una situación que destaca especialmente por perdurar y alargarse en el tiempo más que por sus valores extremos.

Durante estas dos semanas de constante e intenso calor las temperaturas han oscilado entre los 12/27ºC a 1500 m y entre 8/23ºC a 2200 m. Destacar así mismo las altas temperaturas en niveles altos, con máximas que han llegado a los 14ºC en los Tresmiles. En los valles, a 1100/1200 m, se han superado en varias jornadas los 30ºC.

En los siguientes mapas, se observa claramente como la dorsal africana en altura se eleva justo encima de nuestras cabezas, La situación corresponde al pasado 18 de junio.

En el nivel de 700 hpa, con una +11 en la vertical del Pirineo occidental...


A 500 hpa...



Los próximos días seguirán las altas temperaturas, con un ligero refrescamiento a partir del viernes, el cual será más notorio en la vertiente norte, donde el viento de norte evitará que las máximas se disparen.

Hoy martes, se espera un día caluroso, con abundante nubosidad y algunos chubascos tormentosos, que a lo sumo podrán acumular 10 mm allí donde las tormentas descarguen con más fuerza. Valores oscilando entre los 13/25ºC a 1500 m y entre 10/21ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 4200 m.

Mañana miércoles se repetirá la jugada. El día comenzará con cielos prácticamente despejados, aumentando la nubosidad durante la mañana con algunos chubascos tormentosos durante la tarde, más probables dentro del Pirineo occidental cuanto más al este y sur nos desplacemos. Temperaturas idénticas a las del día anterior, con 12/25ºC a 1500 m y 11/22ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 4300 m.

El jueves las temperaturas ascenderán ligeramente, aunque durante la tarde se impondría un débil flujo de norte en la vertiente francesa y Pirineo navarro, provocando la formación de algunas nieblas y nubes bajas en los valles, sin llegar a la divisoria. De nuevo pueden formarse algunas tormentas, más probables al sur de la divisoria. Temperaturas oscilando entre 13/26ºC a 1500 m y entre 12/23ºC a 2200 m, superándose los 30ºC en los valles. Iso 0ºC a 4500 m.

El viernes se impondrá el flujo de norte, con un claro descenso de las temperaturas en la vertiente norte, el cual será ligero en la divisoria y en la vertiente sur. Durante la mañana las nubes bajas podrían dejar alguna llovizna débil en el Pirineo navarro y vertiente francesa. En la vertiente sur durante la tarde podrá caer algún chubasco de escasa importancia. Temperaturas oscilando entre 11/24ºC a 1500 m y entre 9/20ºC a 2200 m siendo más bajas cuanto más al norte y al oeste nos desplacemos. Iso 0ºC a 4300 m, aún muy elevada.

En este mapa se observa como el viernes el flujo de norte se impondrá en superficie en todo el Pirineo noroccidental, con un claro descenso de las temperaturas máximas:



Durante el fin de semana seguirán el ambiente caluroso, siendo el calor soportable en toda la vertiente norte gracias a un débil flujo de norte. A partir del domingo/lunes es probable que una masa de aire Atlántica cruce la península Ibérica provocando un importante descenso de las temperaturas y la formación de tormentas en amplias zonas, aunque esto, aún esta por confirmar.

A medio plazo algún modelo intuye una importante bajada de temperaturas hacía final de mes. Ojala se cumpla...ya que por ahora el verano ha empezado muy caluroso, algo muy negativo para los glaciares y heleros pirenaicos.


miércoles, 7 de junio de 2017

Llega el duro y tórrido verano...

Llega junio y con este el duro y largo verano, estación que no deja indiferente a nadie, adorado por muchos y odiado por todos aquellos que no soportamos el calor, y que esperamos con ansía a que llegue noviembre para soñar de nuevo con deslizarnos por laderas cubiertas de nieve polvo.

Hace una semana finalizo mayo, y para variar, el mes acabo con una clara anomalía positiva, destacando sin duda las elevadas temperaturas de su tramo final, con jornadas dignas de un mes de julio.

Como ejemplo, podemos visualizar en el siguiente mapa la temperatura a 850 hpa de este pasado 28 de mayo, con una +19ºC en la vertical del Pirineo occidental, dando como resultado máximas plenamente veraniegas, cercanas a los 25ºC a 1500 m.




Tras un invierno y primavera con temperaturas por encima de la media, las perspectivas para los glaciares pirenaicos no son nada halagüeñas. Salvo que el verano sea corto y muy fresco, la mayoría de los glaciares sufrirán de nuevo este verano.

Durante las próximas jornadas las altas presiones se adueñarán de la situación y abarcaran toda la península Ibérica y gran parte del centro-oeste europeo, en donde las temperaturas serán también significativamente elevadas.

Mañana jueves amanecerá con cielos prácticamente despejados, con tan sólo algunas nubes altas de escasa importancia. Durante la tarde se formará nubosidad de desarrollo vertical con algunas tormentas, que puntualmente podrían ser fuertes sin descartar que caiga algo de granizo. Se podrían acumular en alguna zonas hasta 20/25 mm. Las temperaturas serán altas, de pleno verano, oscilando entre los 8/23ºC a 1500 m y entre 4/18ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 3800 m.

El viernes será una jornada soleada, con tan sólo algunos intervalos nubosos en la vertiente norte, especialmente a primeras y últimas horas del día. Durante la tarde aparecerán algunas nubes de desarrollo vertical en la vertiente sur, pero sin esperarse precipitaciones. Temperaturas ligeramente más bajas, oscilando entre 7/21ºC a 1500 y entre 4/17ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 3700/3800 m.

El sábado será una jornada calurosa y soleada, con tan sólo algunas nubes de desarrollo vertical, que no dejarán precipitaciones. Las temperaturas oscilarán entre los 9/24ºC a 1500 m y entre 6/19ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 4500 m.

El domingo será una jornada muy calurosa, de plena canícula, con valores que podrán superar los 28ºC en los valles, y que oscilarán entre 10/26ºC a 1500 m y entre 7/20ºC a 2200 m. Durante la tarde podría caer algún chubasco disperso hacía el Valle de Tena y Ordesa. Al final del día el flujo de norte refrescará el ambiente en el Pirineo navarro y francés occidental, pudiendo entrar abundante nubosidad baja a dichas zonas. Iso 0ºC a 4700 mm, muy elevada.

Temperatura a 850 hpa para este próximo domingo, rozándose en las horas centrales del día los 18/20ºC.


En cuanto a nieve se refiere, los primeros neveros aparecen en el Pirineo occidental a partir de 1900/2000 m, siendo estos abundantes en caras norte por encima de los 2300 m, presentando aún cierta continuidad el manto en dichas orientaciones por encima de los 2500 m.

La semana que viene comenzará con flujo débil de norte y temperaturas altas pero soportables, pudiendo volver de nuevo el intenso calor a medio plazo.